Sunday, May 30, 2010

Marchas, palabras y tonos

por María Pía López para Las12

La semana pasada hubo una marcha, en una ciudad llamada General Villegas, de apoyo a tres adultos jóvenes que tuvieron sexo grupal con una niña-púber de 14 años, filmaron las piruetas y las subieron a la web. Decenas de personas se movilizaron para pedir que un delito no sea considerado delito, sino mero divertimento, con espíritu de despedida de soltero y rancia persistencia en las costumbres pueblerinas. La marcha vecinal incluía niños y mujeres. Entre ellas, la esposa de uno de los involucrados.

Algo muy profundo en la cultura argentina, muy extendido y vasto, permite comprender eso. Porque la calificación de delito es un ejercicio legal, pero no se liga, inmediatamente, a lo que una sociedad sanciona o tolera. En muchos momentos, la televisión pone en escena un tipo de discurso y de visión sobre las mujeres que no deja tópico machista sin abonar. Y el éxito del showman Tinelli no puede separarse del modo en que interpela esa sordidez última de la fiesta de muchachones. Tanto como interpela, en otro registro, la identificación sensible con la asistencia al débil o al minusválido. Las buenas vecinas pueden lagrimear por los ciegos que bailan con destreza mientras hacen la vista gorda ante los deslices de sus maridos. Para que esa conjunción sea posible, la víctima debe ser tratada no como débil sino como puta, provocadora, “vaguita”. (sigue)

3 comments:

_Hernán said...

Me gusta lo que dice pero creo que deja de lado cosas que hacen a la cosa.

Me parece que estamos en una etapa temprana de una sociedad. No hace tantos años una adolescente que cogía con su novio era vista como trola. Las ostentación es un lujo y las tecnologías te lo permiten. Las mujeres son más competitivas entre ellas que los hombres. Las madres no visten a las niñas como niñas, la juventud es consumo.

Hay una libertad que no hubo, que en apariencia no nos cuesta nada, y de la cual uno puede hacer abuso.

Son los jueces y la justicia lo que enmarca a una sociedad. Los desbordes son propios del Hombre.

Un tipo corrupto para justificar lo que había hecho me dijo: "si no lo hacía yo, lo hacía otro".
Es esa lógica, no hay costo. Todo es una oportunidad.
Si no es Tinelli, será otro.

En Villegas saben que otros estuvieron con la chica, pero no saben de otros que estuvieran presos por abuso de menores. Esperemos que lo sepan.

Es la justicia la primera institución que hay que recuperar para encontrarle límites a esta libertad.

La podredumbre dorada said...

Lo de la marcha mo me queda claro. O sea, si a los muchachos les gusta la fiesta, mientras estén en naca van a tener fiesta de sobra. Es cierto que no creo que lo puedan subir a youtube, pero si contactaran a Graña o algún otro especialista en el buceo paquero-marginal, por lo menos podrían llegar a armar un compacto para la tele.

Hernán Dardes said...

Lo único que faltó en esa marcha ( o lo único que me faltó oir, vaya uno a saber) fue igualar a los muchachos de Villegas con el padre de la patria aludiendo a la edad de Remedios de Escalada.