Saturday, May 29, 2010

Ilusionismo novelesco

por Ernesto Ayala-Dip para Babelia

De Las teorías salvajes, primera novela de Pola Oloixarac (Buenos Aires, 1977), se pueden extraer varias conclusiones. Y también algunas no pocas enseñanzas. Empecemos por las conclusiones. La primera y más relevante tiene que ver con el futuro de la novela. Oloixarac, como lo vienen haciendo en España autores como Juan Francisco Ferré, Agustín Fernández Mallo, Germán Sierra y Vicente Luis Mora, pone en funcionamiento un paradigma de representación de la realidad partiendo del supuesto de que los viejos esquemas de la narrativa tradicional -llámese novela realista o realismo mágico, novela lírica, etcétera- están forzados a redefinirse por la irrupción de los nuevos mecanismos de comunicación: digamos Internet, blogs, SMS. Por lo tanto, la novela tiene futuro sin que eso invalide la vigencia de los presupuestos redefinidos: estamos en la era del eclecticismo. Habrá quienes todavía sueñen con el reino definitivo de Proust. Otros con el advenimiento de las nuevas formas: el viejo antagonismo entre lo nuevo y lo antiguo del siglo XVIII reverbera y arrastra consigo el compromiso de los lectores, también nuevos y antiguos. Otra conclusión es que Las teorías salvajes no tiene encaje en ninguna taxonomía novelística, entre otras razones, porque ella se busca y se halla la suya propia. Pola Oloixarac inventa una voz femenina nacida en 1977. Un año después del golpe de Estado, ese terrorífico gesto de la maldad humana llevada hasta sus últimas consecuencias en Argentina. La era de las "muchachas hermosas" pisoteadas por las botas militares. Pero esa era también la de los mesiánicos redentores del proletariado que llegaron a ponerle estribillo y melodía imbéciles a la muerte de sus víctimas. La crueldad infinita aliada con la estupidez histórica. En el orden de las enseñanzas que mencioné al comienzo, señalaría la operación de ilusionismo novelesco que ensaya la autora. (sigue)

Gracias Terra x el punchline! ;)

10 comments:

Martin said...

Solo decirte que despues de leer tu novela me han entrado ganas de volver a escribir.
Y de bailar.
Por el gusto y la deshonra!
Saludos desde Bilbao

Eneko

srta.pola said...

excelente!!!

Martin said...

Gracias por resonder. Reconozco que muerdo la lengua por hacerte las inmensas reguntas,en fin, ni que fueras la guionista de Lost!

or cierto,no me funciona en mi ordenador la letra que va delante de la O en el teclado, metaforas del 2.0!

srta.pola said...

jajaj
bueno, me odés reguntar lo que quieras, no sé si odré resonder ero intentamos (con o sin p ;)

Martin said...

Vale! aunque otro dia, hoy estoy tan cansado que odria arecer edante.

Jo! me releeo y me veo como un tartamudo digital.
;-)

Martin said...

Bueno, aca van las inmensas preguntas...
Hablas sobre la influencia en nuestra psique de la bestia primegenia...Esa idea misma idea era uno de los de los lugares comunes de Bruce Chatwin en sus teorias nomadas, que no salvajes ;-)
Hablaba sobre el tigre dientes de sable concretamente, de esa fuente persistente generadora de miedo en nuestros ancestros, sobre como pudo condicionar su incipiente necesidad de comunicacion. Imaginate a ese bicho rondando por la noche, la comunicacion alrededor de una hoguera era realmente la unica forma de exorcizar el miedo claro!. Total, ese trauma paleoceno el lo asocia a un constante desasosiego,que en la actualidad solo puede ser conjurado con una vuelta verdadera a los origenes; la alternativa nomada creo que la llama.
Y por hay la gerra seria una respuesta activa a este desasosiego...No se como lo ves...

Por otro lado, sobre las amebas...me ha venido a la cabeza Gilles Deleuze y sus rizomas...como contraponia una analogia vegetal tipo musgo ( horizontal, en crecimiento expansivo) frente a una arboricola (jerarquizada, piramidal)
No se como explicarlo,¿pero hay una vanguardia en el musgo?
¿internet es musgo o es ameba?

En fin, algo inconexo pero es lo que se me ha ocurrido.

Martin said...

Jo! di algo, que me dejaste con la alabra en la boca.

srta.pola said...

hey! albricias que recuperaste tus p

la idea de chatwin me recuerda a cyril connolly –una especie de junger inglés- mezclado con malinowski y su teoría del lenguaje: de que la oscuridad de las cuevas, necesaria para garecerse, forzó la aparición de algo superior, trascendente –en el mismo nivel la palabra y el dios. Pero si el miedo preexiste al lenguaje, no termina de entenderse de dónde viene el miedo fundamental: porque si el desasosiego –otra forma de la Caída- es el motor de la guerra, o sea, si la violencia nace de la angustia, eso libra a los seres humanos de una antropología digna de tener consecuencias. A mí me gusta una pregunta de peter sloterdijk: preguntar siempre: a quién se halaga con esa teoría? Quién sale victorioso del intercambio anímico de excusas? El ser humano sigue extremadamente bien parado si la guerra es el fruto del desasosiego que brinda el abismo del ser –la idea (junguiana) de volver al bosque, de ser nómadas, es catolicismo encubierto.

querido martin, internet es horizontal en espíritu, pero arborícola en estructura. El Sistema de Nombres –el dns- controla jerárquicamente los servidores es decir qué pasa de qué computadora a qué otra, y a menos que se reestructure esto –por ejemplo, con un sistema p2p realmente anónimo y horizontal- internet será cada vez más dependiente de arborescencias monopólicas y menos musgo. El hack del libro se aprovecha justamente de esa vulnerabilidad.

Martin said...

No se, no creo en el algo superior,no estoy ni bautizado siquiera, pero quizas la palabra pudo transformar el miedo en desasosiego. Eso entendi yo en Bruce Chatwin. ( suena mejor dicha que escrita esta palabra realmente,desasosiego,no se deja escribir) El miedo del que hablamos solo hace aflorarse al desasosiego; y en ese punto el miedo preexiste al lenguaje claro, pero al desasosiego yo creo que no.

Y que hacemos con el?,el desasosi
ego digo, bueno hoy por hoy unos hacen guerras y otr@s hacemos pancartas.Y no hay excusas animicas que valgan.

La idea que subyacia en lo que te comentaba era que unos defienden propiedades,capitales, y otros nos desasosegamos, mas alla de que el contexto generacional y/o sociologico nos sea mas propicio o no.

Chatwin proponia andar, es la solucion menos mistica que he encontrado,y es como de pronto algo tan simple como caminar,por tu barrio o por donde sea; encaja, los pasos van al ritmo del corazon de uno?

Y no hablo de caminos eh! ( aunque Kerouac logro otra acepcion!). Solo andar, andar a ver que ocurre.
En Australia las aborigenes embarazadas, nomadas, cuando sentian la primera patada, ligaban ahi el nombre de su hij@ a ese lugar.A eso me refiero.

Sobre lo de internet no he entendido mucho de los dns que hablas, una vez me exPlicaron el sistema binario y creo que me paso igual...
Me gusta el musgo.

Y nada, son reflexiones no beligerantes, me gusto tu libro como te dije; una de mis guerras va con la p de mi teclado que se activa al darle a la vez que al bloq mayus y que resulta una esadez!
Tremenda argentina en el mundial or cierto.
Saludos!

Te gustaria el libro "el hotel blanco" creo.

srta.pola said...

hola martin!
me gusta lo q decís de chatwin, y el nomadeo mental que hace del desasosiego su fuerza motriz para andar. a mí también me gusta el musgo.
sobre el sistema de internet, fijate que en el libro -me refiero a Las teorías- hay una nota al pie algo extensa que explica todo el funcionamiento, y por qué es vulnerabl/hackeable. está en la parte III, antes de google earth,

hoy ustedes le ganaron a portugal, bien ahi!! el prox nuestro es deutschland... auch