Monday, August 24, 2009

Futurología

Y congregóse la multitud de internautas a escuchar al Profeta que traía en un cántaro la voz del Crítico, y dijo Dañel:
[...]
Vuelvo a Piglia, que construía su teoría a partir de Benjamin y sus ya clásicas observaciones sobre arte y técnica. Cada vez que aparecen nuevas técnicas (y consiguientemente, nuevas utopías estéticas), decía Piglia, las artes "previas" se transforman (sino en su ontología, al menos en la consideración que de ellas tiene el público).
Le pasó a la novela que, cuando apareció el cine, se volvió (literalmente) loca y experimental. Le pasó al cine que, hasta la aparición de la televisión fue un porquería y sólo recién entonces pudo transformarse en un "arte noble" (
Cahiers du Cinema, nouvelle vague, lo que se quiera). Le pasó a la televisión, que se volvió "de culto" en el instante mismo en que las audiencias comenzaban a migrar a la Internet naciente (Twin Peaks) y que hoy (Los Soprano vs. Lost) organiza las pasiones estéticas (todas ellas).
Pareciera que, liberado el medio (el medio es el masaje) de la presión insoportable de las audiencias, su "categoría", lejos de estabilizarse, encuentra un umbral de transformación, un nicho cult: desdencadenado de la persecución de lo moderno (la mitad baudelairiana del arte), el medio se consolida en una dirección que en su momento de mayor popularidad habría sido inconcebible: gracias al cine (mudo), la novela pegó un salto que le permitió alcanzar un cielo; gracias a la televisión, el cine (sonoro) pegó un salto hacia adelante y gracias a Internet y sus desvaríos, la televisión empezó a comprender la época de una forma totalmente inesperada.
Hasta allí, Piglia (a cuyas palabras espero haber sido suficientemente fiel).

Agrego ahora: gracias a Facebook y a Twitter los blogs se vacían de toda la histeria y el narcisismo que alguna vez sus enemigos le achacaron y las chillonerías suceden en otra parte, lejos... [sigue un poquito más]

Si la pregunta es cuál será la nueva
transformación tecnológica que vendrá a permitir, a su vez, a la locura de internet convertirse en arte, yo arriesgaría experiencias virtuales sinestésicas que involucren biotecnología para producir alucinaciones narrativas internas... moléculas comestibles que estén ellas mismas en red y permitan el contacto en Second Lifes neuronales. Quizás entonces podría lograrse el sueño de la novela de la eterna en hipertexto, aunque lo más probable es que sin experiencias sinestésicas para ofrecer (marco ahí la radicalidad del nuevo mundo de la imaginación artística), esa nueva narrativa deba lidiar con una carga excesiva de pasado y pierda la batalla inmediatamente ante las huestes del Nuevo Entretenimiento. (Sería el advenimiento un nueva teoría del arte que reformularía la doctrina del entendimiento, lo que degeneraría en un retorno del arte mimético: ya no moderno, ya no organizado linealmente como instrumentos de superación de estadios de menor a mayor novedad.) Y si la teoría del arte refuta la linealidad del tiempo, es probablemente porque ya son posibles los viajes en el tiempo!! :D Creo que viajar en el tiempo es la fantasía que organiza todo arte existente y por existir.

20 comments:

rafael cippolini said...

Hola Pola

No hace falta que internet sea arte ¿por qué adjudicarle semejante pretensión? Por el contrario, creo que se puede hacer muy buen arte con la web (digo CON y no necesariamente EN). Sigo sin entender la supuesta decadencia de los blogs o de la blogósfera. Si lo que buscamos es una novedad de soporte, seguro que ya no son novedad. Las novedades pueden ser atractivas, pero ¿por qué convertirlas en una necesidad tan absoluta? ¿Qué piensan del "formato libro" aquellos que dicen que el blog está en decadencia? Por otra parte ¿qué reemplazaría al blog? ¿Twitter? ¿Facebook? Fuera de toda valoración, no encuentro puntos de comparación. Le comentaba a Cece que quizás sea así, que posiblemente el blog sea vintage y seguramente por eso más atractivo. Por mi parte para mí hoy el blog es tan inmediato y útil como un teléfono. Quizá el teléfono también sea vintage ¿y qué?
Con respecto a tu propuesta ¡hay que seguirla! ¡QUIERO YA UN SECOND LIFE NEURONAL! De hecho hace rato que tengo un avatar que es una suerte de pseudópodo gelatinoso. Una sensación nada sutil y atrapante.

srta.pola said...

Rafael querido,

Es cierto, qué pretensión más ploma volver arte internet, o cualquier otra cosa. El arte está tan pautado, que siempre tiene que ser algo que se ubique en alguna clase de pasado inmediato: genéticamente, el arte nunca puede ser presente, porque para ser entendido como tal tiene que caer dentro de una teoría más antigua. La novedad, la lógica temporal de esa línea que progresa, es una carga. Tenemos que pensar más en cómo diseñar otra teoría de la temporalidad para superarla incluyéndola, quizás (hegel me guiña!!) o inventar Una Verdadera Teoría del Tiempo Tridimensional.

Oh, el second life neuronal, no sería divino? El 4 de sept voy a una charla de biotech y voy a encontrar la manera de interrogar a las eminencias para saber cuánto falta para tenerlo ;D
muaaa xoxo

maiakovski said...

Los ejemplos de Dañel que continúan el argumento de Piglia sobre la relación entre cine y novela fallan por varios wines. En primer lugar, los Cahiers se hacen grandes levantando el cine norteamearicano clásico (el cine de "porquería") contra un desvío netamente francés que pretendía guardar los valores de culto de la cultura en la imagen cinematográfica. No eran, Godard, Rohmer y Truffaut, tilingos del Bafici, sino buenos alumnos de Bazin y Langlois. En segundo lugar, ya antes de Internet había televisión de culto que no sé si organizaba TOOOODAS las experiencias estéticas, pero si el pulso del calor popular y los primeros pininos de lo que puede ser una experiencia estética: Dimensión desconcida, abriendo cabezas con la capacidad proyectiva de la mejor ciencia ficción literaria, con puestas en escena muy jugadas, baratas y eficaces, y el agente Maxwell Smart, explicándole a los que no habían leído a Bajtin en ruso qué cosa es la parodia. Twitter, Facebook y los blogs son una continuidad porque ninguno de los tres son formas artísticas, son Internet. dado que la continuación es tan precaria, podríamos preguntarnos sobre la verdad de la teoría de Piglia o de Benjamin. Parece más bien que cada arte tiene en nuce todas las posibilidades de su desarrollo (así piensan ciertos eruditos que encuentran en Homero, miniaturizado o esbozado, todo el devenir de la literatura occidental), con absoluta prescindencia de lo que pasa con las nuevas tecnologías o, también, de lo que la musa de al lado sopla.

rafael cippolini said...

Dilectísima Pola

¡Ya tenemos tarea!
Organicemos un mitín / simposium / sarao cuyo título tentativo podría ser

"Por una Verdadera Teoría del Tiempo Tridimensional y un Second Life Neuronal".

Invitamos a gente con la que flasheamos a exponer sus propias tentativas sobre una y otro. ¡Avanti la futurología!

Coincido absolutamente con Maiakovski sobre la complejidad de la relación del arte o las formas artísticas con el soporte. Ese es un tema clave. ¡Jamás es tan mecánico! La hipótesis de Benjamin no funciona hoy, deberíamos hacer tantas excepciones que la desdibujarían por completo.

Besos & cariños

rafael cippolini said...

Addenda:

Me quedé re colgado.
¡Hagamos ese descerebrante congreso!

Predicciones + ciencia y tecnología ficcional.

La consigna es que, bien al estilo Verne, el futuro de la tecnología, el arte y el tiempo deben estar fundamentados en supuestos comprobables de nuestro persente. Evoluciones e involuciones.

La tecnología desde hace rato imita a la ciencia ficción.

+ besos

srta.pola said...

SIIIIII SIIIIIIIIIIII
sería geñal
una verdadera fiesta de Teorías Totalmente Fuera de Control
y concretamos la refutación a Benjamin ya que estamos, bajo el lema Ampliemos La Bibliografía (se la confunde con biliografía, planteos de hace 70 años devenidos pura bilis circulando en un sistema cerrado)
tenemos que hacerlo!!
pensemos pensemos
mua muaa besos

Anonymous said...

Bueno, disculpen que interrumpa su charla de quincho autocelebratoria, pero es evidente que Link está gagá y Rubio es un conservador empedernido. ¿Irá al happening que están organizando con Cippo? Lo que yo veo es una minita que glosa los comentarios de una momia de puán y le agrega una reflexión que digamos Philip K. Dick hizo hace alrededor de cuarenta años con las mismas posibilidades materiales de que eso acontezca, después un señor que respetuosamente le dice a la chica que eso que dijo su gurú es una pelotudez porque sigue leyendo en términos acumulativos la historia de la técnica, y viene otro poeta mayor a marcar la cancha diciendo que bueno, que the mummy no está lo suficientemente informada sobre la historia de Cahiers du Cinema, pero esto lo hace para legitimarse antes de tirar que "internet es internet" y no es arte. Disculpen mi ignorancia, pero ¿es taaan importante saber si algo es arte o no? Acá lo único realmente vintage es coger, muchachos. Y los eruditos de maceta incapaces de exportar sus trémulos saberes indigentes más allá de un blog medio de culto.

srta.pola said...

Agregale a esa lista de personajes un Anónimo que la juega de *outsider* y bardea al tuntún para concluir en una perogrullada que incluya *coger* en verboide o conjugado, y tenemos la escena lista ;D

rafael cippolini said...

Hola Anónimo

Sí: nuestra charla es de quincho ¿y?
¿Autocelebratoria? Leéla como quieras ¿y si fuera autocelebratoria qué?
Además ¿qué tiene de malo lo vintage? La primera vez que escuché esa palabra fue en relación a ropa y guitarras ¡que estaban buenísimas!

Pola

Es evidente que tenemos que hacer las jornadas.

Besos a todos

Anonymous said...

qué confundido que está rubio pobre tipo! no sabe si hacerse gay o ir a la marcha peronista o ir ala marcha peronista con medias caladas.

Diego said...

Oj-alá lo hagan.

Diego said...

Yo no sé inglés, pero creo que el libro que se recomienda al final de este posteo

http://www.microsiervos.com/archivo/ordenadores/una-vida-en-datos.html

es de lo más interesante.

maiakovski said...

Anónimo, de empedernido mucho, pero de conservador poco. Internet puede ser soporte de formas artísticas,porque puede ser soporte de cualquier cosa, pero me parece obvio que no es en sí una forma artística, que desborda la definición de forma artística por todos lados. Y eso es bueno, no malo. ¿Por qué esa necesidad de que Internet sea un forma autónoma de arte? ¿hay alguna experiencia en concreto de eso? ¿Algún hecho artístico que sólo pueda haber sido producido en Internet?

maiakovski said...

Ir a una marcha peronista con medias caladas no es estar confundido, es tener mucho huevo. Yo fui vestido de muchas maneras, pero nunca de ésa. Igual, anónimo, tus senderos mentales son demasiado laberínticos para mí. ¿No serás vos el que está confundido

Gabriel said...

El medio no es el Arte.
Si preguntás qué es Arte, no lo vas a entender.
Digo, divagando...
Muy interesante el tema.
Saludos,

Gabriel

ferkinha said...

la respuesta a todo está en log, pero van a tener que esperar.

Dro! said...

Pola, conocés esta revista?http://www.urbanomic.com/CollapseIV.pdf

Estuve leyendo el ultimo de los artículos, el de Harman. Me cayó bastante bien. Me hizo acordar a tu respuesta a terranova, entre otras muchas cosas.

Me gustaría saber qué te parece.

Cece said...

pero si el quincho también es vintage !!

srta.pola said...

gracias Dro, no la conocía, es increíble esta revista. leo todo y falamos, xoxo

Poly said...

Cece
No sé si Silvio Soldán y Elton John pensarán lo mismo.