Monday, August 31, 2009

Querido Clarín


La presentación de la 2da edición de Las Teorías Salvajes en la Biblioteca Nacional es el lunes 7 de septiembre a las 19hs, el próximo lunes, no hoy!!
Muchas gracias, nos vemos
po

9 comments:

Good Girl Smoking said...

qué mal que se está portando Clarín! Ò_Ó

Matías said...

¡Clarin miente!

Anonymous said...

Hola Mme. Teorías, parece que en estos días es la feria del libro en Córdoba; no venís?

srta.pola said...

ah, qué ganas de ir a la Docta!! pero si los planto en la biblioteca me matan jajaja

Anonymous said...

Sería muy bueno que pudiera venir en algún momento por Cba. Yo leí su novela y luego también algunas críticas. Me llamó la atención por ejemplo el efecto de tensión que generaba la crítica, creo, mas dura: la de la revista planta. Es en ese intento "salvaje" de reducir la singularidad de su escritura a categorías sintácticas y sociológicas donde puede abrirse un espacio crítico de pensamiento; claro, si se evita la solemnidad de solicitar "retractaciones" y cosas por el estilo, y se resuelve la tensión de otra forma. Saludos.

Tachito 3 said...

Me equivoqué, me equivoqué, fui yo, sola en la redacción un domingo. A ver si puedo ponerlo de nuevo el domingo que viene.

srta.pola said...

cordobés: "reducir la singularidad de mi escritura" puede servir para algo? No thanks.


gracias Tachito!

Anonymous said...

justamente todo lo contrario. Lo que decía era que el intento de reducción de los plantígrados da cuenta de un 'espacio de tensión' posiblemente inhabitable -he ahí lo interesante- que más allá de la cuestión de los egos (y contemplándola con mínima distancia) habilite nuevas formas de pensamiento más allá del me gusta/no me gusta. De paso, a mi me gustó tu novela, pero en general lo que se ha dicho no tanto.

Anonymous said...

Nadie tiene la última palabra, el asunto es si tal producción, tal escritura, habilitan nuevas vías de pensamiento o no. Las tensiones se desplazan, así, por el espacio topológico discursivo que habitamos, pero cuando alguien tiene una concepción rígida y geométrica de este espacio, entonces imagina inevitablemente jerarquías que valorizan y desvalorizan las producciones efectivas. Eso es, lisa y llanamente, una estupidez.