Monday, July 12, 2010

Os mutantes!

No contentos con llevarse la copa mundialista, el aura triunfal española llega a nuestras costas en forma de libros y conferencias. Se trata de Literatura Mutante: la Vanguardia Española en Buenos Aires, con las presencias estelares de Agustín Fernández Mallo, Eloy Fernández Porta y Jordi Carrión en el CCEBA.

Cuando estuve en España pude leer un poco del debate actual en torno a Nocilla, que es como se conoce la literatura mutante puertas adentro de España. La literatura mutante
ocupaba el lugar polémico de centro de prestigio vanguardista en disputa. Compuesta de manera preponderante por jóvenes doctores en humanidades, la tecnología más violenta que planteaba el lenguaje de la generación Nocilla era un discurso donde la teoría forma parte de la práctica creativa; algo que aquí en Argentina está en los huesos de la alta tradición literaria, pero que en España chocaba contra décadas de prosas realistas y una escisión deliberada (incluso, marcada por cierta moralina) entre teoría y narrativa. [Digressio brevis: después de la conferencia de prensa en BCN por Las teorías, un periodista algo mayor me tomó examen de pensadores españoles. Yo entoné con mi guitarra algo sobre Unamuno y Ortega y Gasset; acaso, era un problema de conjunciones: en esa Y que articulaba la unión orteguiana, en esa M que unía Una y Uno, se había quedado varada la articulación augusta entre filosofía y lit en España.]

Por aquel entonces Nocilla experimentaba algunos cismas interiores (Vicente Luis Mora y Xavi Calvo renunciaban a la etiqueta); al mismo tiempo, la literatura mutante convocaba críticas por parte de la generación anterior, con acusaciones por parte de los antiguos de que "la fragmentación ya existía, hombre", "que eso de la puntuación rarita ya lo ha hecho Joyce" y "coño, que la ausencia de linealidad ya la hizo Cortázar". Como es usual en las polémicas propulsadas por suplementos literarios a uno y otro lado del charco, el tono del debate era bastante flojo; parecía que los nocillas eran atacados por facciones literarias dispersas que, resistiéndose a llamarse a sí mismas "clásicas" o tradicionales (resistiéndose a entregar,
digamos, el cetro sagrado de la Literatura sin tratar de clavárselo al otro en algún lugar indigno), se veían desplazadas de los intereses juveniles y por eso mismo parecían intentar castigar, por debajo de los argumentos, más a los lectores en diáspora que a los libros y autores en cuestión.

Como rasgos comunes,
nuestros primos mutantes de la UE cultivan 1. un discurrir de la imaginación teórica, surgido en un ámbito (#Esp) donde el discurso universitario es más bien ajeno a la industria cultural (en #Arg es más bien lo contrario, la universidad permea toda la vida cultural), 2. experimentación con distintos lenguajes de conocimiento (pop, tecnológico, ciencias físicas, etc) como enhancers del lenguaje literario. En fin, esta es una oportunidad estupenda para conocerlos y ver cómo casan las propuestas nocilleras dentro de nuestra tradición intelectual y las mutaciones de nuestro propio canon atravesado de otras lecturas, ideas y viajes. Eloy Fernández Porta ganó este año el premio Anagrama de ensayo con su La superproducción de los afectos; Jordi Carrión publicó con éxito de crítica Los muertos, que ahora presenta en Buenos Aires con Piglia y Cozarinsky el 22 de julio (¡estoy condenada a perderme tus presentaciones, Jordi! esa madrugada parto a Lima). Agustín Fernández Mallo es toda una lit celebrity, y además de sus novelas Nocilla dream, Nocilla lab y Nocilla experience, hay publicado ensayos como PostPoesía y ¡tiene su propia página de Señoras en Facebook!, de la que naturalmente, soy fan, y en la que postearía esto ahora mismo si no fuera una FB emigrée.

Estoy mirando la grilla de actividades del CCEBA y todo es con cupo e inscripción previa (clickez ici), excepto el show del viernes. Allí estaremos!!

Viernes 16 - 19.00 Afterpop Fernández & Fernández Un espectáculo de Agustín Fernández Mallo y Eloy Fernández Porta en formato spoken word. Presenta: Jordi Carrión.
El acto combina tres elementos: imágenes, música y textos recitados. En la puesta en escena se alternan textos poéticos, ensayísticos y de prosa narrativa de ambos autores, en parte extraídos de los libros Nocilla Lab y Homo Sampler, y en parte inéditos o reescritos para la ocasión. Como background de la lectura se utiliza material sonoro y visual.
Fiesta de Cierre.
Y ahora un video de Os Mutantes, mientras espero un poema do poeta catarinense Victor da Rosa:

2 comments:

Ricardo Luis said...

Señorita Pola.
Afterpop más postpoesia
sinceramente, me dan melancolía,
Literatura Pangeica, a fé mía,
no puede haber un texto
dejado a la deriva.
Literatura mutante,
quizás no sea tan extravagante,
mutar de vez en cuando,
puede quedar hasta elegante.
Mocilla, malos vientos,
visto quizás a la distancia,
esto no sea más que un temblor,
apenas un movimiento.

Yañez, el lucitano.

_Hernán said...

Parto de este punto: No se nada.

Y lo único que me explica el tema de la vanguardia y ver quien escribe menos como escriben los otros es la vanidad y el ego.
No los menosprecio, porque son necesarios.

Un vanguardista, además de desacreditar a los profesores. ¿qué puede lograr?