Thursday, July 10, 2008

Furtwaengler

Acá Furtwaengler conduce una versión soberbia del final de la 9na Sinfonía de Beethoven, su especialidad. La grabación es formidable: hay cameos deliberados de Goebbels, heridos de guerra, se trata de cantarle el felizcumpleaños a hitler; el estilo de la conducción es único, descabellado, hipnótico, explosivo, con una lína de voces muy libres y gran amor por las sopranos, que decididamente influenció a von Karajan (Karajan incluso se casó con una soprano). Furtwaengler había sido muy crítico del régimen nazi, sobre todo cuando le prohibieron conducir Paul Hindemith, que era entartete Kunst (espero que Su Inminencia apruebe este sintagma), por lo que renunció a su puesto en la Opera de Berlín en 1934. Furtwaengler había hecho su carrera durante la Weimar Republik, estaba en la cima para cuando llegaron los nazis. Todo indicaba que se mudaría a New York a conducir la Filarmónica; pero Goring le tendió una trampa y publicó que Furtwaengler quería retomar su puesto en Berlín, con lo que los yankis le dieron la espalda. Se quedó durante toda la guerra, hasta que en 1944, Albert Speer le confirma que las chances alemanas de ganar son nulas, y Furtwaengler escapa a Suiza. Ya es tarde: al término de la guerra, las chances de triunfar a escala mundial de Furtwaengler son nulas. Declaró:
Yo sabía que Alemania se encontraba en una terrible crisis; me sentía responsable por la música alemana, y que era mi misión el sobrevivir a esta crisis, del modo que se pudiera. La preocupación de que mi arte fuera mal usado como propaganda ha de ceder a la gran preocupación de que la música alemana debía ser preservada, que la música debía ser ofrecida al pueblo alemán por sus propios músicos. Este público, compatriota de Bach y Beethoven, de Mozart y Schubert, aun teniendo que vivir bajo el control de un régimen obsesionado con la guerra total. Nadie que no haya vivido aquí en aquellos días posiblemente pueda juzgar cómo eran las cosas.
¿Acaso Thommas Mann realmente cree que en la Alemania de Himmler a uno no le debería ser permitido tocar a Beethoven? Quizás no lo haya notado, pues la gente lo necesitaba más que nunca, nunca antes anhelaba tanto oír a Beethoven y a su mensaje de libertad y amor humano, que precisamente estos alemanes, que vivieron bajo el terror de Himmler. No me pesa haberme quedado con ellos.
Acá Furtwaengler conduce nada menos que a la Kirsten Flagstad, una de las más enormes Isoldes de todos los tiempos:

6 comments:

girlontape said...

Verrry interesting post, nuestra alphareina. Siempre me conmueve descubrir historias de artistas que la pelearon.

Palbo said...

Dos elefantes se estaban bañando, y uno le dice al otro: -¿Me pasás el jabón? -No, radio.

srta.pola said...

palbo, qué rareza es tu poema ecdaval. me gustó.

girl dónde estabas ayer a la nuí???? supuse que bailaríamos

CANCEROLAZO said...

¿constituye un título de gloria, corazoncito, que me mentes para el happy birthday, Mister Führer, como mero corrector de la innecesaria mención en lengua original del arte degenerado en el concepto pueblerino del bruto de Hitler, que decía también que Jesús debió ser romano ario y no judío entre otro de sus grandes aportes conceptuales?-
deberías leer "Después de Babel" de George Steiner para saber lo que pienso del esnobismo de la intraducibilidad.
Ronald Sharp lo reporteó en 1994, te copio las citas que mejor vienen a cuento a este post (la última es para lo de Iuso, solo importante porque Pola estaba ahí, usá a León Ferrari para ampliar el umbral):
(Confesiones de escritores, los reportajes de Paris Review, el Ateneo, Buenos Aires, 1998)

EN 1934 UN GRAN ESCÁNDALO FINANCIERO EN EL CUAL HAY JUDÍOS INVOLUCRADOS SACUDE A FRANCIA Y LOS GRUPOS ANTISEMITAS MARCHAN CERCA DE MI ESCUELA, QUE ERA MUY JUDÍA. ENTONCES MI NIÑERA, MI GOBERNANTE, EN ESA ÉPOCA TODAVÍA TENÍAMOS GOBERNANTAS-VIENE CORRIENDO PARA LLEVARME A CASA. EN CASA MAMÁ CIERRA LOS POSTIGOS DE LAS VENTANAS, MIRANDO LOS DESFILES DE GENTE QUE GRITA MUERTE ALOS JUDÍOS. PAPÁ VUELVE A CASA Y DICE LEVANTEN ESOS POSTIGOS Y ME TOMA DE LA MANO PARA QUE MIRE AFUERA. YO ESTABA FASCINADO, POR SUPUESTO, CUALQUIER NIÑO LO ESTARÍA. Y ÉL ME DICE NUNCA TE AUSTES ESTÁS VIENDO UNA COSA QUE SE LLAMA LA HISTORIA, CREO QUE ESA FRASE DIO FORMA A TODA MI VIDA"
(y creo que vos también, Pola, sos más el teorizador Nicolás Maquiavelo que escribe el Principe mirando la historia por la ventana que el Napoleón que escribe las notas al pie diciendo ¡decímelo a mí! de a pie...)
GISEKING ESTABA TOCANDO LA MÚSICA PARA PIANO DE DEBUSSY LAS NOCHES EN QUE SE PODÍAN OÍR LOS GRITOS DE LA GENTE ENCERRADA EN LOS VAGONES DE TREN EN LA ESTACIÓN DE MUNICH, EN CAMINO A DACHAU, JUSTO EN LOS SUBURBIOS DE MUNICH. LOS GRITOS SE ESCUCHABAN EN LA SALA DEL CONCIERTO. ESO QUEDÓ REGISTRADO. NO HAY NINGNA PRUEBA DE QUE LA INTERPRETACIÓN DE GIESEKING NO FUERA MARAVILLOSA, NI DE QUE SU PÚBLICO NO SE MOSTRARA ABSOLUTAMENTE SENSIBLE Y PROFUNDAMENTE CONMOVIDO"

Isil said...

Ya lo dijeron Sun Tzu (y Hugo Boss),

"18. All warfare (fashion) is based on deception.."

srta.pola said...

sisi, my dear.

(tu parentética, adorable)