Monday, September 21, 2009

Agamben les desea feliz día a todas las chicas de Puán!

"El estudio es, de hecho, en sí interminable. Cualquiera que haya vivido las largas horas de vagabundeo entre los libros cuando cada fragmento, cada código, cada inicial con la que se topa parece abrir un nuevo camino, que se pierde de repente tras un nuevo encuentro, o ha probado la laberíntica ilusión de la "ley del buen vecino" que Warburg había establecido en su biblioteca, sabe que el estudio no sólo no puede tener propiamente fin, sino que tampoco desea tenerlo" (Giorgio Agamben, Idea de la prosa)


Sobre el nuevo genitivo de moda y la aparente mutación de las chicas Olmedo-Almodóvar, veáse la bibliografía reciente "Las chicas superpeligrosas: boom virtual de las mujeres de Filosofía y Letras" [¿Pola Oloixarac monta a pelo una endemoniada narrativa del yo?], apuntes para la mítica saga que comenzó con Alejandra Pizarnik y siguió con Florencia Canale, la mismísima Ferka (actualmente en tratativas para protagonizar la última aventura de Gus van Sant), la joven travesti puaner Clodio Pulcher, los preparativos para el cumple de 30 de la analítica graduada ML y sus cánticos a cargo de la divina cursante de Antropología Paula Maffía, y el esperadísimo libro de crítica de la realeza entre las chicas Puán, Ariel Schettini, chicas corran a comprarlo que ya está en librerías!!!!

6 comments:

Good Girl Smoking said...

hmm, monta a pelo!

Cece said...

aguanten las chicas puán y su endemoniada narrativa, también!!!!

en mi blog puse unas fotos del chico que me prestó tu libro cuando estaba agotado (el libro).

pd. me encantó lo de "troll-friendly" !

ferkee said...

hablando de montadas a pelo, plis youtubeá a los bugchasers, pero PLIS, yahafta!!!!

mua mua

Anonymous said...

ariel schettini me calienta mucho

beso
male

Bario Momez said...

Qué sorpersa, la (M.) Cragno mandó el mismo texto de Agamben por mail. Si no hubiéramos sido todos estudiantes de Panesi estaríamos de lo más escandalizados.

J.S.B.ch said...

Mario tiene razón. Encima que le choreaste el mail a Mónica, nos abandonas los viernes y no venís mal. Nos dejás solos con los animales.