Wednesday, April 29, 2009

El troll y la biodiversidad

Dañel (Fantasmas al brazo) reflexiona sobre la biodiversidad del troll, que no es otra sino la retombée de la pregunta modernista de principios del XXI: ¿qué hacer con la violencia, la vulgaridad que busca representación (política, escrita)? Decir representación no es caprichoso, porque el troll se caracteriza por buscar un reconocimiento de la misma persona que ataca; así los trolls van de blogs en blogs quejándose de que "no les publican los comments", como si existiera el mandato de una onírica democracia -la representación en la blogósfera donde todos buscan alguna clase de visibilidad -que debe ser atendida y "respetada" en su manifestación violenta. El comment violento es un objeto sociológico nuevo, que hace de las tensiones y malentendidos entre libertad y democracia su sustrato biológico, que la informática (a ella se lo debemos) convierte en texto. Le deben tanto a la escritura de la informática como a Leopoldo Lugones.

1. El troll es un animalito en extinción. En el Mossad sabemos que la zona quilomberil de internet es una fase de la Nueva Organización Mundial que tiene los días contados.

2. Los mecanismos automáticos de control del troll son cada vez más sofisticados, y pronto llegarán a las masas bloggers. Servicios de análisis semántico: un programa que detecta la violencia y, por ejemplo, deja ese comment sólo visible para el troll que mira, y para nadie más. Al notar que nadie le contesta, el troll se deprime o tranquiliza, que para el caso es lo mismo.

3. La prensa argentina, esa red de traducciones de artículos de tecnología, estuvo publicando cosas sobre "la agenda secreta de Facebook". Bueno, no sólo no es secreta, sino que los diarios forman parte del plan de convertir a los usuarios en un campo de perfiles ubicables en tiempo y espacio con un fin mucho más cercano al control estatal (qué otra cosa es la política de comments de la Nación? El padrón electoral!!)

4. En extinción pero nunca en retirada, el troll contribuye a volver explícito el tenor de las intervenciones culturales. Hace tiempo tomo apuntes para una Vindicación del Troll: mi fascinación inicial es a partir de que LTS ofrece una psicología del comment violento que no sólo describe sino que produce lo mismo que describe. Los flujos entre adentro y afuera del texto y de la read se diseminan: texto y red comparten un ecosistema vivo, imposible de reproducir por otros medios. Sin esos trolls, la novela no quedaría ilustrada ni podría rastrearse el potencial violento de su recepción; así, es más como un organismo vivo que se disemina y se ilustra a sí misma.

4. En la economía de la atención (que no es otra que el mercado de los bienes culturales, fenómeno que las lecturas ociosas o directamente imbéciles de Adorno no coligen) el troll es un índice de peligrosidad: es el retrato del campo intelectual como campo del desprecio donde el desprecio es lo que emerge como plaga.

4.1. El troll nos muestra el error hereditario y la debacle (ya inescondible) de la educación humanista. No: las letras, la obsesión por las letras, no producen mejores personas: crean seres y ecosistemas que hacen del odio al otro un modo de vida, y este modo de vida presenta una continuidad entre la conciencia del troll y su representación en la red: el efecto psicológico de cómo el mandato de "ser artista", ser libre, ser creativo, emplazado en la democracia onírica de internet, es capaz de producir no tanto obras de arte o conciencias sofisticadas entrenadas en la razón, sino más bien biologías que esparcen su propia versión de la pasión como parásitos. Y no está mal porque, atravesado el momento en que nos sentimos almas bellas ultrajadas, nos lleva a pensar nuevas estrategias de cómo vivir unos con otros.

35 comments:

Anonymous said...

brilhante Po

maiakovski said...

Pola, se habla del fracaso de la educación humanista desde la Primera Guerra Mundial, y por razones más graves que unos cuantos estúpidos que insultan desde el anonimato. Se descree, se vuelve a creer, se vuelve a descreer. Por otra parte, no existe la biología humana como sustrato natural resistente a la razón científica. Hace décadas que la razón científica y la industria farmacológica hacen lo que quieren con la biología. El modelo viral tampoco es adecuado para hablar de Internet. Internet, como dice Pynchon, es el mejor mecanismo de control jamás inventado. Y lo es precisamente porque agita la zanahoria de la libertad de expresión. Se sabía desde los 90: todo lo que pasa por Internet es registrado y clasificado por al menos cinco servicios de inteligencia.

srta.pola said...

Hola Maia,

La Gran Guerra y la teoría de la modernización se cuentan, sí, entre las megaeclosiones que cuestionaron el sentido del humanismo heredado; pero ambas tienen el aliciente de ser representaciones de la lucha contra la barbarie física, y de ser formas de la gran política. Yo quisiera dirigirme a la minipolítica, al campo de los desprecios de la intelectualidad entendida como batalla, y me parece que el volver a traer el corpacho vapuleado del humanismo sirve al menos para pensar (al menos, me sirve a mí) qué tipos de cosas hacemos realmente con palabras.

Pero no me parece que viralidad y control se opongan; más bien lo contrario. Desde el momento en que internet nace como programa militar y se convierte en la ventana mainstream de la sociabilidad, Pynchon y todo cyberpunk distopista están condenados a cederle los derechos de sus conspiraciones a la realidad. Me parece que usar el modelo biológico es preciso, porque la socialidad de internet no sólo agita la zanahoria de la libertad sino que transforma en *productores* esa masa donde antes había sólo *consumidores* como parte del ejercicio mismo de esa libertad. Transforma el halago a la creatividad en trabajo para la máquina. En ese sentido, toda web2.0 de videitos y youtube etc es una fase más perfecta del capitalismo ilustrado porque 1. es indiscernible del mandato de la libertad, y 2. indiscernible del mandato de trabajar para un organismo o inteligencia central.


Me gustan mucho tus poemas.

maiakovski said...

Pola, entiendo tus aspiraciones, pero me sigue pareciendo que gastás pólvora en chimangos. En la actualidad hay guerras, pequeñas y grandes, más interesantes que los ejercicios de desprecio dentro del CIA. Son de notar cómo escribis productores y consumidores: entre comillas. En efecto, Internet cvarece de palabras con sentido propio, solo se usan catacresis o jerga técnica en inglés. Eso debería inducirnos a la prudencia cuando nos lanzamos a teorizar, con nuestro bagaje humanista, sobre ella, desde países que no ejercen el más mínimo control sobre la tecnología que a duras penas logran importar, como el nuestro. Por último: Pynchon no es un distopista a la manera de Orwell, o de lo que su editor hizo de Orwell al cambiar el título 1948 por el de 1984, sino un realista cabal a la manera de Dick o Burroughs, aunque a diferencia de ellos jamás lo tentó la máscara de la SC. Un realista cabal es el que sabe que su primera tarea es disipar la cortina de humo constante que el capitalismo y su Estado interpone ante nuestros ojos, sabiendo que carece de un criterio de verdad último, que detrás de una cortina de humo puede esconderse otra cortina de humo hasta el infinito. Por lo tanto, al saber que sus verdades son por principio aproximativas, se entrena en una humildad que ni siquiera intuyen la banda de falsos profetas y falsarios, ya distópicos, ya utópicos, ya panglossianos, que constiyuyen la mayor parte de lo que se propone como cultura alternativa frente al malestar de la civilización.

srta.pola said...

Maia, entrecomillo mis criaturas mentadas para marcar que no escondo el corazoncito hegeliano de mi razonamiento; y que las nociones de producción y consumo, cuando suponen esta continuidad con el ámbito del espíritu, deben ser notadas como naturalezas segundas, o al menos la aspiración a esa naturaleza segunda de la sustancia volviéndose política.

Pero no puedo aceptar fácilmente la domesticación de la prudencia, a partir de un argumento nacional, porque escribamos dentro de fronteras que no compiten a nivel productivo. Justamente, porque sí competimos a nivel desmantelamiento; y porque el trabajo real sobre la tecnología, su desmantelamiento, se hace desde la periferia: Rumania, Europa del este, Argentina. Acá puse algo al respecto, pero desde ya se trata de una ventaja (una oportunidad) que debería expandirse mucho más.

Voy a pensar más sobre lo otro, y después te escribo.

Ferko said...

Successful troll is successful.

Les tomé ternura a los trolls y es por algo. Pueden ser cualquiera de "nosotros", y de hecho lo son. Hay algo terrorista ahí.
Por otro lado, no veo al troll como una persona, sino como un dispositivo. En el fondo, es un dispositivo de denuncia anticareta increíble y con categorías geñales (prestame esa ñ, Pola, plis). No hay ningún prestigio, ninguna teleología, no hay nadie detrás del comment violento. Sí, hay una persona, un troll, que en vez de escribirlo, lo está leyendo tanto como vos, creo. Ay, no sé. Quiero ser más claro.
Eso, el troll es un género para mí, y es hipertransformador. Internet no es un good place, y ellos están ahí para enseñarlo, y no digo que esté bien o mal, pero pasa. Es decir, si tu hijo de 12 años se suicida porque no lo dejás jugar a la Wii y después publicás un video en youtube acerca de eso, con fotos y videos de él... entonces... ay. It kinda needs to be done.
Como el troll es pura estrategia, no creo que esté tan amenazado. Obvious troll is obvious, pero puede no ser violento, puede ser un concern troll, o un white knight de su víctima, o un sockpuppet, tantas cosas para eludir los sofisticados algoritmos de AI para detectarlos.
Después, LTS es hardcore IRL trolling. Eso. Eso fue lo que me pareció y por lo que me encantó. Todo el bardo con los todofóbicos estos que te bardearon tanto, se me hizo eso que ya te comenté y ya dijiste: como la bajada empírica de LTS, pero también, en el fondo, aunque me cueste admitirlo, es un caso de trolls trolling trolls. Y creo que la razón por la cual los odio a ellos es que es algo que no está hecho "for the lulz", sino, como vos dijiste, porque quieren ser futuros Betty Sarlos.

Saludos,

Tu fan.

La podredumbre dorada said...

Bueno, un enésimo round del idealismo contra el materialismo. Hasta ahora gana Maiakovski por puntos. Pola, pegale por el lado de la vanguardia, que Maia tiene un corazoncito anti-lukaschiano a full, y ahí te va a tener que ceder terreno! Saludos! Necro

simpática y puntual said...

mi intervención: qué secssy que es link.

Anonymous said...

qué es un troll?

srta.pola said...

uno como vos pero con conciencia de clase

maiakovski said...

No sé si entiendo bien tu noción de desmantelamiento, pero diría que en lo que Argentina primero se detrioró y luego se desmanteló no fue la tecnología de la electrónica y la informática, sino la tecnología, ya en los 50 arcaica, de la segunda revolución industrial. A partir de los 90 se importan (cable, computadoras, celulares, plasma)productos que no estamos en condiciones de fabricar. Así que no creo que tecnológicamente estemos viviendo un desmantelamiento: se está viviendo una fiesta del consumo que apenas en los últimos seis mese ha tenido una mengua que por ahora no es una catástrofe. No niego que aun desde países como el nuestro se pueda reflexionar críticamente sobre la tecnología. Pero me parece que es un poco como empezar la casa desde el techo. Sería más interesante que hubiera en Argentino, más que un pensamiento crítco con base humanista sobre la tecnología, un pensamiento tecnológico hardcore.

Cece said...

fumar así ya parece un acto subversivo

Anonymous said...

serìa más interesante una buena cepillada maiakovsky
saludos!

srta.pola said...

maia: confundís hacer tecnología con pinchar cables, hardware. la tecnología es un lenguaje (un lenguaje con varios dialectos para distintas funciones) y por eso basta conocerlo y manejarlo para poder operar sobre él y abrirlo hacia su diseminación. esta idea de tecnología implica un tipo de economía (mental) que no necesita un modelo de produccion fordista nacional para funcionar (y menos acá, donde todo intento tecnologico nac & pop quedó en el tacho, eg. Pulqui vs. Embraer), porque funciona de hecho por afuera de ese tipo de nodos y maneras de pensar.

te diria que el pensamiento tecnologico Argentino hardcore Existe; que en la Organización yo soy la unica que la va de humanista pero sólo porque detesto la posmodernidad sin ética y a los que repiten los diagnósticos de hegel en la creencia idiota de que están siendo re antihegelianos

nekro, si maia tiene corazón anti-luckczs, yo también ;)

la posta la tiene ferko: el troll es un género, y va a mutar todo lo necesario para seguir poniendo de manifiesto que todo orbe cooptado por el mundo humano is not a good place; quizás esa misma certeza sirva para relativizar o al menos poner en cuestión la cultura de la autoestima. porque el troll es necesario en la economía de la atención, de la cual la pasión por la autoestima es una fase necesaria, y quizás la mutación más sugerente ayude a relativizar el trolleo, cuando todos tengamos nuestros programitas para mandar trolls fantasmas a quien decidamos que amamos/odiamos, que ya viene a ser lo mismo.

y ferko, pensé en vos cuando me pasó estoijijij lts the movie

La podredumbre dorada said...

Pola: es Necro con C, como lo hubiera escrito Cervantes, (al fin y al cabo yo también soy humanista) Ahora, una duda módica, sólo para molestar: si estás a favor del troll y de su praxis, ¿porque el comment no aparece al instante y pasa por tu filtro? Creo que hay ahí una inconsecuencia. ¿O acaso estás a favor de dar respaldo ideológico al troll y divertirte con su pseudoterrorismo mientras vos tomás mate con lo amigos?

srta.pola said...

bue, en mi blog mando yo, ie. yo hablo con quien quiero, trolls o no trolls. también, es una cuestión de tráfico. mi blog estuvo abierto, sin moderar comments, más o menos hasta cuando salió LTS.

sobre tomar mate y divertirse, das en el blanco: creo que no hay otra cosa que pueda hacerse con los trolls, aunque a mí también me interese analizarlos, y mi blog sea un laboratorio para atraerlos y atraparlos.

ponele, yo descubri que Jorge Aulicino es un troll!!! venía acá y dejaba puteadas, lo seguí y una vez ue lo linkee, se calmó. fue un descubrimiento más bien geñal, porque hace a la fisonomía imaginaria del troll.

el problema del troll, como el del escritor inédito, es donde publicar sus diatribas. cómo acceder a ser leído, cómo entrar en contacto con otros trolls. por ejemplo la lectora provisoria es un Solos y Solas de trolls. y moderan igual.


yo quisiera saber por qué el mundo de los poetas es mucho más violento que el de los narrators.

Anonymous said...

es cierto lo de aulicino ??

Troll said...

En nombre del Sindicato de Trolls vengo a "llenar el oseno". Las metáforas biológicas con las que te referís a nosotros, Pola, no son para nada felices. Nosotros, los miembros de la Comunidad Troll (que no es lo mismo que el Sindicato eh, OJO!) vamos a seguir luchando desde el ejercicio deprecio indiscrimidado para terminar con esta discriminación y desprecio hacia nuestras (múltiples) personas. Porque desde el renacimiento tardío que nos vienen hechando la culpa de la crisis del humanismo! Por eso: TITS OR GTFO! TROLLING IS SERIOUS BUSINESS!
Y declaramos: Que no quede ningún blog sin trollear!!!!! Cenad bien esta noche pues mañana cenaremos frente a la computadora!!!!!

maiakovski said...

Es una cuestión de puntos de vista, Pola. Si los poetas les parecemos a los narradores violentos, los narradores suelen parecernos demasiado caretas y carreristas. Por eso nos divertimos con notas como la última de Pron. Aulicino es un caso especial, sin embargo. Es una auténtica bestia.

Está bien lo que decís sobre la tecnología, desde un punto de vista hacker. Sin embargo, tengo para mí que Internet, aparte de dar lugar a trolls, nerds y neoguerrileros interesados en la "diseminación", es algo que cierta gente muy seria y conservadora se toma muy seria y conservadoramente. Y hace lo que siempre hizo la gente seria y conservadora: reservarse el control de los puntos estratégicos. Me diras que en la 2.0 no hay tal y yo, como no soy un experto, solo un usuario mediocre, no podría rebatirte.De tods modos siempre fui paranoico y no veo razón para aflojarme.

simpática y puntual said...

"Solos y Solas de trolls"
ahhhhh, qué bueno!!!!!!!
hay que organizarles unos juegos así se relacionan pacíficamente, mientras se conocen a sí mismos.

La podredumbre dorada said...

Ayer te dejé una respuesta, pero no apareció, y me da fiaca volver a escribirla, sólo dejo constancia de que la hipótesis de Maiakovski parece confirmarse, control (o autocontrol, en la más rancia tradición puanesca del panóptico), para ser parásitos sospecho que hay demasiadas buenas costumbres dando vueltas!

Trola said...

link está pa darle
pola ni hablar
todos a trolear

mbutel said...

Los trolls buscan amor.

Rodrigo said...

No,Podre, Puanóptico

srta.pola said...

Maia: la nocion misma de 2.0 es un gesto capitalo-conserva del control del que hablás, acuñada por una empresa de medios (Tim O reilly) para volverse la marca user-friendly del mapeo de personas en perfiles de consumo, geolocación, grafo social, etc. La paranoia deja de ser paranoia cuando no hay irrealidad con la que contrastar la alucinación. El paranoico de fuste cambia de signo: de una actitud defensiva, a una posición de ataque. Me imagino que una de las primeras certezas para este cambio atitudinal es una afirmación del tipo: si la información es algo que todos tienen, pierde valor automáticamente. La resistencia tendría menos que ver con afirmar que sí, hay controles estratégicos, que con unirse a la carrera para horizontalizar ese control: participamos de la democratización del daño y contribuimos a esa pérdida de valor del secreto de la información. Una de las maneras es trabajar directamente sobre el lenguaje de la tecnologia, que viene a ser uno con el de la sociedad.

(En suma, se puede tener una relación optimista con la tecnología evolucionando a partir de la paranoia clásica para evitar caer en el temor real que funda la paranoia: ser acusado de ingenuidad :)

Sobre los narrators y poetas, no sé, quizás idealizo la violencia de los poets pero porque me dan intriga; a los otros los tengo más vistos. Y Pron divierte, porque la vergüenza ajena divierte, oui. Supongo que es normal que en un lugar donde no hay proyectos políticos (para volver a tu planteo localista) las discusiones "del ambiente" no tengan nada que ver con proyectos literarios sino con una cadena de chiquitaje al infinito.

maiakovski said...

¿Hay una carrera por la horizontalización de la información que pasaría por quitarle valor a toda información? Soy escéptico. En el núcleo duro de los factores de poder no se le da pelota a la opinión pública, de la que formamos parte, ni a los intentos de resistencia que no afectan los, repito, puntos estratégicos. La política no es sólo discurso, la micropolítica es un sonajero. Más bien, la banalización total de la corriente de información en la que, para citar la campechana expresión de Viñas, los "ciudadanos de a pie" participamos más bien lograría operar la renuncia completa a cualquier estrategia de confrontación con lo que realmente hay que confrontar, creando un parvulario donde niños de todas las edades la pasarían rebien frente a la pantalla mientras los tipos que no creen en pantallas organizan guerras para adueñarse de fuentes de recursos naturales. Claro que estamos hablando de ciencia ficción.

En lo que hace a lo otro, no veo corrrespondencia especular entere un proyecto político y un proyecto literario. Más bien, creo que la falta de un proyecto político podría obrar como estímulo para conformar proyectos literarios que operaran con materiales políticos sumergidos o incipientes. Fue el caso de Macedonio y Arlt, entre nosotros.

srta.pola said...

oh Maia, sí y no. En el segundo párrafo notás que los problemas políticos podrían (deberían) estimular proyectos literarios, como una forma de resistencia a la realidad imperante, una ruptura de esa especularidad no deseada; mientras que en el primer párrafo cualquier tipo de resistencia a la política -a la política a la que podemos acceder los ciudadanos de a pie- te parece imposible via lectura paranoica de la realidad imperante, donde poder político y textura social vuelven al estadio del espejo (y traigo a lacan sólo para entretener tu mención del parvulario). Las dos posiciones, una para la tecnología y otra para la literatura, son sostenibles, pero no parecen realmente compatibles entre sí, y menos si aceptás pensar la tecnología como un lenguaje (a lo que te insto, vivamente).

Jaque. No me regalás un poema?

maiakovski said...

A ver, Pola, creo que hay un problema terminológico. Lo que yo quiero decir es que no creo en la forma de resistencia que vos definiste -horizontalizar la información para volverla banal- y en general no creo en la eficacia práctica de ninguna forma política que se base puramente en la difusión de ideas y en el debate. Eso por un lado. Por otro lado, vos dijiste, o yo entendí, que en Argentina faltaban proyectos literarios porque faltaban proyectos políticos y yo te cité los dos casos de Arlt y Macedonio, donde cierto utopismo, cierta fantasía con formas políticas alternativas, cierto ambiente de conjura, demostraban que no hace falta un momento de ascenso de las masas psara la que la literatura opere con materiales políticos. Ahora bien: los materiales políticos en la literatura no son programas, ni minutas, ni denuncias de Verbitsky. El material político en literatura está subordinado a una intención artística, intención que sería ridículo trasladar tal cual a la esfera política. O sea: si querés hablamos de política y si querés hablamos de literatura. Porque no hay "cruces": hay "tomas" que la literatura hace, de la política, de la doxa, de las teorías. ¿O para vos literatura y política son un continuo?

Si querés, te regalo un manuscrito autografiado.

srta.pola said...

geñal! descendemos al mundo real?

La podredumbre dorada said...

Conmovedor remate, Pola! Falta Lacan tocando el violín y Maia vestido de frac esperando que bajes de la escalera de las abstracciones con un ramo de poemas en la mano. Como cantara el difunto juglar de Córdoba capital: el amor sobre toda diferencia social!

maiakovski said...

Descendamos, descendamos.

srta.pola said...

dónde será suficientemente abajo?

hoy a la medianoche, yo postearé un lugar secreto de encuentro; el mensaje se autodestruirá en 2 min.

maiakovski said...

No empecés a poner complicaciones, Pola. ¿No es más fácil mandar un mail?

srta.pola said...

maia querido, con ese tono lo que se va a autodestruir en 2 min es mi interés. escribime al popego der. arriba, no tengo tu mail

La podredumbre dorada said...

Congratulaciones Srta. Pola, esto sí se convirtió en un auténtico bonus track de Las teorías salvajes. Maiakovski, había que descender al mundo real, no que zambullirse! Alguien dijo alguna vez que después de Marx y Freud era difícil escribir una novela porque el hombre aparecía desenmascarado, o algo así. Lo mismo debería aplicarse a los comments, supongo. Felicitaciones, Maia, el tuyo fue un puñetazo verdaderamente balzaciano!