Thursday, June 26, 2008

El chic parisino de la ocupación

Examinemos esta foto. Los sombreros, con flores de tela y tul, muy belle époque... y debajo, chaquetas grises, cuadradas, de corte rígido, ascético...

Parecen accesorios de otra época, como un toque de disfraz sobre una indumentaria mucho más cercana a una mujer moderna.
¡¡¡Es nada menos que la moda de París durante la ocupación nazi!!!
Como no tenían cuero, ponían suelas de madera, plataforma de sandalias, y las ataban con tiras de un material que parece tela engomada o barnizada de algún modo:

La Segunda Guerra Mundial abunda en invenciones estilísticas (notablemente, en moda masculina), además de otras más conocidas y reputadas vinculadas con armamento y criptografía. En las últimas semanas, estas fotos de André Zucca, en exhibición por primera vez hasta el 1 de julio en París, desataron polémica porque retratan un París demasiado alegre, que contrasta con la idea del París de la ocupación nazi: siniestra, sufriente, espejo urbano de lo que ocurría en los campos. Quizás lo más magnífico de estas fotos es que retratan una sociedad a plena luz del día (por el tipo de película, Zucca sólo podía tomar fotos en días soleados), que no es muy distinta de la que ahora vota a favor de la expulsión de los extranjeros indocumentados de la Unión Europea (se votó en Francia el decreto, hace unos días).

Veamos otro sombrero, el único color sobre la rigidez ascética de un boxy jacket de hombreras en punta:
El muchacho junto a la dama se parece a Rolfe, el joven cartero que baila en la glorieta con Liesl von Trapp, en la legendaria La Novicia Rebelde. Al final, para rotura del corazón de Liesl, resulta, alack!, un chiquillo nazi. Sepan perdonar los títulos tediosos de lo que hicieron el video. (En otro momento, desplegaré mi teoría sobre la hombrera.)

3 comments:

Mer said...

Época nefasta donde las haya, y aún así, las plataformas son sospechosamente actuales, ...glup.

me encantó el post, besos

Peru said...

qué peligro como escribís, me encanta.

srta.pola said...

jiji, my courtesies 2 u

amé esas plataformas... cada vez que veo plataformas de corcho, pienso que habría q deportarlas en favor de estas bellezas