Wednesday, December 12, 2007

¡No me peguen, soy artista!

Anoche, en la presentación del libro Confesionario II: Historia de mi vida privada, en el Rojas, hubo piña.
Las cosas sucedieron así: el artista plástico Guillermo Iuso venía contándonos qué pasaba en su vida al momento de que le tomaran una fotografía (aparecía con el pelo de Adrián Suar en Pelito al lado de una rubia gorda). En su perfo, Iuso tomaba vodka y perdía el hilo y se justificaba babeando que el alcohol le daba veracidad a su discurso (al fin de cuentas, ésto era un confesionario). Después de varias repeticiones (el Rojas llevaba adelante su propia perfo de hacer que no funcionen los proyectores), de contarnos cómo no se le paraba con las novias y que pagaba putas caras y cómo aparentemente con ellas tampoco funcionaba, Iuso empezó a contar cómo había seducido a su sobrina de 9 años –y que para estar con ella, digamos, no necesitaba Gimonte.

La reacción de la audiencia fue irse de a puñados; otros se quedaron para putearlo recurriendo a la clínica (psicópata), el saber callejero (a vos hay que cagarte a trompadas), y la simple constatación de los hechos: vos sos un hijo de puta. Iuso se guareció bajo esa tontería más o menos actual de “esto es arte porque lo digo yo que soy artista”; que esto es una perfo etcetc.

Es decir que su charla de borracho es una perfo puesto que es artista, pero es sólo una perfo si no es verdad q abusó de su sobrina. Más allá de las contradicciones evidentes (y de que la premisa de Confesionario es la autobiografía), el show de Iuso es al menos una cosa diseñada para que el único que goce de la situación sea él –satisfaciendo su deseo perverso de 1. contar cómo abusó de una niña (con los mismos gestos que usó para contar lo que les hacía hacer a las putas) o 2. que le den una tunda a la salida. Es decir: no importa si se vale de una niña de 9 años o de una audiencia cool o protocool para llevar a cabo su técnica de mastubación asistida: dado el esquema de los hechos, ni la chica de 9 años ni la audiencia pueden defenderse, justamente porque él está en la posición del que tiene el micrófono y el arte (sus producciones y actores) es algo que se respeta.

Es probable que Iuso se sienta Stravinsky el día que estrenaron La Sacré du Printemps. Como se sentiría Cecilia Pando, imagino, si le da por hacer una perfo de su defensa del Proceso en la redacción de Página 12. Quizás la pregunta es otra (sondeemos la etimología como le gusta a Heidegger): me gustaría saber: los que lo agarraron a la salida le dieron por artista pedorro o por sujeto pedófilo? Quizás la perfo era tan mala que no se necesitó romper la suspension of disbelief y nunca nadie creyó en su acto de stand-up pedófilo. Yo, que lo vi asustado en el suelo, sé que pensó en su cabeza rota contra los escalones como final de la perfo; pero la crítica de arte contemporáneo tuvo piedad y lo dejó ir.

------
PD (pedé): Más discusiones y opiniones en Funes, coso pegajoso, marina k, marina m, linkillo, tommy b., clara m.

42 comments:

Ri said...

Nunca me gusto Iuso.
Pero tampoco la agresion fisica.
Hubiese sido mas doloroso que lo dejen solo haciendo el ridiculo.

Anonymous said...

me habia contado barban todo este lio
me quede pensando
todavia no tengo claro todo esto
asustado en el piso es un final triston
penetieso

stefania f. said...

1. esperando q la violación de menores no sea delito prescriptible, que lo lleven a juicio YA por su perfo-pedo-confesión frente a tantos testigos

2. que la víctima lo cague a trompadas y luego lo enjuicie por violación no sólo física si no de su privacidad

3. la apología de la violación de menores será delito, como la apología del nazismo? otro tema para investigar

4. muy bueno este post MlleP! you crack me up, as always :)

brasil said...

La sola confesion habilita una investigacion penal, la que de estar enterado un fiscal -además- debería ser de oficio. Si eran bravuconadas etílicas es "apología del delito" , si no en cana

Ri: Se que lo digo por viejo, y no está de moda, pero a veces la violencia aplica. A este señor había que cagarlo trompadas. Es casi un deber

Tommy Barban said...

La "performance" (por llamarla de alguna manera) de Iuso borracho fue patética, pero al que le pegó a la salida yo le recordaría las sabias palabras de Julio Chavez en El oso rojo "¿tu papá no te enseñó que no se le pega a un borracho?".

Anonymous said...

Nunca escuché hablar de Iuso hasta toparme con este blog, por lo tanto no estuve en el referido suceso. Pero tengo a mano una revista cerdos y peces de noviembre de 2002, de chile, que es la excusa para pensar algunas cuestiones que suscita el relato del blog del relato de iuso. alli, el mentor de la revista, enrique symns, escribio el articulo "¿HAY ALGUIEN QUE NO SEA PEDÓFILO?", donde luego de citar a money y su "diccionario de la parafilia" y a una investigacion de serrano vicens donde es recurrente la fantasia pedofila, concluye que "negar el atractivo sexual que despiertan ciertos niños en los adultos es tan extendida que no puede ser considerada anormal". El citado articulo es la continuacion de otro, donde acusa al escritor chileno adolfo couve de esclavizar y someter a "carlitos" desde pequeño y hasta pasada la adolescencia. Este couver, segun symns, llamaba "el sirviente" a su esclavo ante otros artistas, intelectuales o como se llamen, tales como claudia donoso, patricio fernandez (revista the clinic) y diamela eltit.
Eltit, tambien segun symns, interrogada sobre los gustos sexuales de couve, dijo que "todos lo sabiamos". En la misma nota tambien pasa revista de personajes de la cultura que tuvieron o tienen esa inclinacion sexual, como jack nicholson, polanski, charles chaplin, jerry lee lewis, orlando marconi, bambino veira, lewis carrol, dostoievsky y jose sbarra. Claro que entre la fantasia y el acto media un trecho. Como tambien es interesante sopesar el caso que me relato un amigo que le sucedio a un amigo de mi amigo, quien tenia 24 años y salia con una chica de 17 y el padre de la chica lo llevo a la justicia, con otros donde los padres avalan que una persona menor de edad salga con otra mayor de edad. Tambien da para pensarlo historicamente: por ej., san martin se caso con una menor y nadie acusa de pedofilo al "padre" de la patria; o que el concepto de "adolescencia" es un invento cultural del capitalismo (en el medioevo se pasaba de la niñez a la adultez, por caso). Es decir: si la atraccion sexual entre una chica de 13 y un hombre de 35 años es consensuada, ademas de ser legitima, ¿no deberia ser legal?. Diferente es el caso de la relacion no consentida, donde el otro no es tenido en cuenta y estamos lisa y llanamente ante una violacion o bien un abuso.
Otro disparador es el siguiente: si estaba haciendo una performance (vuelvo a repetir que no estuve ahi, por lo tanto hipotetizo sobre ese hecho para problematizar otra reflexion), podriamos definirlo como un hecho artistico, por lo tanto "ficcional", tal como se puede leer en una novela en primera persona que el protagonista viola a una niña.
Un ultimo disparador: no confundir la obra con la biografia, porque con ese criterio no habria que leer "alicia en el pais..." de carroll o "el cuarteto de la infancia" de couve o admirar (a quien le guste) una pintura de (no se si se escribe asi) peter malanchini (el pederasta de san isidro, docente de susana romero y otras celebridades).

gardener said...

Lo de ese hombre fue patético, el final también. Tommy siempre tiene razón. Yo los miraba y no entendía nada y ahora la señorita Pola me cuenta todo esto. El paxil me hace mal.

Rosa Lejana said...
This comment has been removed by the author.
Rosa Lejana said...

...No me decido: ¿esto es una estupidez superlativa o es algo, teniendo en cuenta la propuesta, más o menos interesante?
Es las dos cosas, supongo...
Antes que nada, aclaro que no fui al evento en cuestión (vivo en Tucumán) y que de Guillermo Iuso sólo sé que se presenta a sí mismo como "payaso fiestero vicioso golpeador degenerado", que no es un dato menor.
Si la premisa de Confesionario es la autobiografía (especie -me parece- más próxima a la mentira que a la ficción, y en esa penumbra está su gracia…); y si, como bien dijo la Srta. Pola, el mismo performer, premeditadamente o no, vio como posible fin de la perfo “su cabeza rota en los escalones” (digamos: el pedófilo ajusticiado; o mejor: el artista de recursos bajos hace la perfo de su vida), entonces, todo esto me parece interesante (si hubiese estado ahí, habría sacado mi lado más histriónico, dándole a Iuso unas cuantas patadas en las costillas, a modo de aplauso… ¡standing ovation sobre su cara!).

simpática y puntual said...

señor anónimo, esa revista te la pasé yo!
devolvémelaaaa!

simpática y puntual said...

ps.
después te hago el curso acelerado de cómo firmar con seudónimo en blogs.

Emiliano Kargieman said...

Yo estuve ahí. Iuso no estaba sólo haciendo el ridículo. Estaba: 1)sometiendonos como audiencia al rol de testigos en la recreación de un acto abominable, y 2) Disfrutando en ese sometimiento de la misma situación que estaba recreando, la del pedófilo -en este caso frente a una audiencia que no puede distinguir si lo que le están haciendo esta bien o mal (es arte, no es arte), y que tiene una tendencia natural a respetar o idolatrar a quien tiene el micrófono (el mayor, el artista).

Incluso si Iuso no abusó de su sobrina, incluso si Iuso no tiene sobrinas, no me cabe duda de que es un pedófilo, porque su disfrute está atado exactamente al mismo tipo de estructura. En todo caso, no me parece casual sino más bien sintomático que el tema con el que decidió ejercer su perversión sea, justamente, la pedofília.

Dejarlo ejecutar ese sometimiento, dejandonos ser la herramienta de su masturbación, atontados y confundidos por la validación del arte, es dejar que Iuso abuse de nosotros y pueda disfrutar de su goce pedófilo sin consecuencias.

Los pedófilos no se curan, sean de la variedad que abusa de niños o de la variedad que abusa de audiencias cool. En todos los casos, creo que es el outcome soñado que esa niña, o esa audiencia, lleguen a levantarse por alguna razón y romperles, in-situ, la cabeza.

srta.pola said...

Anónimo: no sabía que el bambino veira era un personaje de la cultura. podrías sumar a tu lista de pedófilos que te llaman a la reflexión profunda la prosa de Humbert Humbert.

TB: a Iuso nadie le pegó. un chico lo tomó del cuello de la remera y Iuso se fue al piso de borracho que estaba, sobre las escaleras. frenkel y otros los separaron y le dijeron pibe andate q te van a matar, y iuso se fue.

rosa: acuerdo con vos. ésta fue una situación interesante, justamente porque lleva la premisa de la "confesión" hasta sus últimas consecuencias. Iuso "provoca", y la audiencia reacciona a la provocación: en última instancia Iuso encuentra lo que busca (quilombo+capital simbólico de "provocador"), y así como tiene las agallas para mandarse a horrorizar audiencias, debe tenerla para tolerar las consecuencias que eso traiga.

girlontape said...

Anónimo
Te aviso que también en ciertas épocas fueron aceptables la quema de "brujas," el genocidio de indígenas, los pogroms, la venta de menores a viejos babosos bajo el perfil de "matrimonio", la negación del voto a las mujeres, el apartheid, el trabajo infantil, el sacrifico umano y la lista continúa.

Esto no quita que los derechos humanos - noción que recién se instaló en nuestras cabezitas cuál dato juridico, penal, etico y social en occidente en 1948 - fueron y siguen siendo violados. Lo cual siempre fue y sigue siendo delito de lesa humanidad no prescriptible.

Ningún menor bajo ningún perfil puede considerarse capaz de consentir a una relación sexual con un adulto. Y punto.

brasil said...

Me parece que anónimo quiso jugar en la frontera. Siempre se puede decir algo de cualquier cosa. Supongamos una performance en la que el tigre Acosta dice que la sincronía de los gritos en las distintas celdas de la Esma, la cara de dolor de los torturados y las embarazadas recien paridas conformaban simplemente un acto de creacion audiovisual

Despues supongamos que nos dice: "no lo hice, solo lo imaginé". Pues bien: lo que se le venga encima se lo merece. Y en todo caso como se insinua aqui, que lo tome como parte de su performance

No se si será porque tengo una hija de 4 años, pero sigo sosteniendo que cualquier cosa rota se la merecía. Y si estaba borracho, simplemente tambien era su problema

girlontape said...

MAJOR TOMMY MANDALO EN CANA!!!

D said...

¿"Confesión ante testigos"? ¿"Violación física y de privacidad"? ¿"Apología de la violación de menores"? ¿"Investigación penal de oficio"? Chicos, no guitarreen.

Acá no se trata de ver si su condición de artista lo acredita, o no, a decir barbaridades, o si fue, o no, una performance de dudoso gusto, ni mucho menos se trata de inventar figuras como "defraudación de público" para justiciar la condena de algunas trompadas.

Podrán acusarlo de ridículo, de desubicado, de hijo de puta, de pelotudo, pero nada de eso, aquí y ahora, es delito, afortunadamente para miles de personas incluyendo algunos comentaristas de más arriba.

Sin embargo, el muchacho que quiso hacerse el valiente y ajusticiarlo con un linchamiento sí es un delincuente. ¿Se sintió ofendido? Allá él. Que se levante y se vaya, rumiando, quejándose por lo bajo o a los gritos de cómo destinan sus impuestos a darle espacio a un tipo así, comentario que acostumbra a escucharse en la boca de esta clase de "valientes". Pero nunca pegarle, ni siquiera porque pegarle es entrar "en su juego", y una forma primitiva de demostrarle que hay cosas con las que "no se juega". Sino porque lo escandaloso, lo verdaderamente escandaloso, es que siquiera se proponga justificar la violencia como reprimenda para el que dice cosas inconvenientes, inmorales, "pecaminosas", y un largo etcétera de adjetivos del que se valieron siempre los engreídos guardianes de lo que está bien y lo que no.

Da gracia que se citen los derechos humanos, se hagan analogías con la dictadura, el nazismo (¡que nunca falta!), y no se aprecie la incoherencia idiota en que se termina cayendo.

simpática y puntual said...

no puedo estar más de acuerdo con el comentador "d".
brasil tu analogía sobre la dictadura militar es un error, básicamente porque los hechos que narrás efectivamente ocurrieron y en un contexto militar, a diferencia de lo de ayer de iuso que fue en un contexto "artístico", por decirlo de alguna manera.
además, se olvidan de todos los "artistas" o "provocadores" o "patéticos borrachos", según el caso, que trabajan con la piel humana, con cadáveres y huesos humanos, puestos en el museo, legitimados por el circuito artístico y la crítica especializada.
el año pasado llevaron al conejo mutado para que sea color verde, en espacio fundación telefónica, por caso. está lleno de estos tipos que hacen "arte" al borde de lo legal y ético (en mi opinión una gran garcha)
por otro lado, si iuso fue invitado y avalado en su estado de borrachera para que hable, entiendo que institucionalmente me están diciendo "esto es arte" o al menos "aceptamos lo que de aquí salga"
por el contrario, me parece patético que lo hayan sacado de esa forma a iuso (independientemente de que lo que hizo me pareció triste, pobre y aburrido) empujándolo. yo me fui apenas terminó todo y lo seguí unos metros a ver si podía mantenerse en pie por corrientes.

Anonymous said...

Me cuesta separar algunas cuestiones como la de la pedofilia de las expresiones artísticas que este caso fueron plasmadas en una performance con matices de confesión. Este año conocí a un joven director de cine que quería contar una historia sobre una niña a la que él insitía en definir como "ángel" y dos hombres mayores que la llevaban a la cama. Cada vez que pronunciaba la palabra ángel yo veía como un hilo de baba de colaba en su acento y pronunciación. Me daba sencillamente asco escucharlo y nunca pude apreciar su proyecto de película si es que tenía algo como para apreciar.

emeygriega said...

Coincido absolutamente con d.

El ciclo de Cecilia Szperling es maravilloso y no puedo disfrutarlo por horarios.
Fuí parte del Rojas-línea fundadora- desde su creación en el 85 hasta hace unos años. Hemos padecido todo tipo de oligofrénicos posando de artistas pero tambien todo tipo de violencias (recurso de amparo con *Je vous salue, Marie*, escándalo de un descendiente de Storni cuando Batato y Urdapilleta hacían *Alfonsina y el mal * y despues con *María Julia la carancha*, amenaza de bomba por proyectar Passolini, etc.

Y tambien tuvimos que leer centenares de cartas que los fondos universitarios ésto y aquello.

Esta vez no es un artista sino un boludito frontera el que se subió a un escenario? Bancate ese defecto.
El confesionario del Rojas se inscribe en un corpus distinto al policial, es de mentirita, es un centro cultural universitario.
Fue un error de programación.
Vos espectador retirate de la sala, vos ciudadano preocupado denuncialo a ver si su relato es ficción o realidad, vos juez informado actuá de oficio y vos Cecilia no lo mezcles más con personas interesantes.

marina k said...

hablando un poco de esto (yo tambien estuve ayer) linkeé tu relato en el mío,
nomás eso,
saludos.

girlontape said...

1. el conejo verde (telefónica)
2. video de un pececito al que se le saca el agua de a poco hasta que casi se ahoga y despues lo electrocutan (mamba)
3. perro callejero atado días y días hasta que se muere de hambre y de sed (no me acuerdo cuál galería en méxico)

todo esto sí es moralmente aberrante
la crueldad hacia los animales es delito y en ciertos países - lo que aparentemente no es el caso en este continente - se castiga por la ley

me parece estar en algún territorio orwelliano, donde todo le da lo mismo a todos y se justifica cualquier clase de barbaridades, cuanto más crueles y prepotentes mejor

así que no me sorprende que algunos no perciban una diferencia entre una expresión artistica -que incluya mierda, pis, o un cristo en la cruz- y lo que pasó en el rojas

D: el que nombró los nazis fuiste vos. Yo dije pogroms...una ilustre tradición a lo largo de siglos

Y qué gracia mencionar a Pasolini en este contexto!
como si amenazar a una institución que pasa sus pelis -obra de un gigante del siglo XX- fuera lo mismo que el desdén ante un pedófilo que se jacta de sus hazañas

parece un episodio mal hecho de Ali G

girlontape said...

ps. no defiendo el ataque fisico al señor ese

SyP: tu refutación también es un error, por que la premisa de la pregunta fue si el Tigre hubiese hecho una perfo con gritos de torturados, transferiendo crimenes (que sí ocurrieron) hacia un contexto artistico

Emiliano: muy bueno tu analisis

brasil said...

SyP, obviamente mi opinion no es valiosa, ni deja de serlo. Solo es mi opinión

Con la exageracion del ejemplo, quise explicar que con algunas cosas no se jode

Y no me refiero al hecho artístico. Alguien dice más arriba, y adhiero, que la ficcion de una violacion -por ejemplo-es aceptable, yo diría que hasta puede ser admirable según como este hecha.

Pero sentarte a contar como seducis una nena de 9 años es como mucho.

Por supuesto comprendo que haya posiciones de "libertad" absoluta que justifiquen cualquier cosa

Por ejemplo a un pedófilo la cosa no le debe parecer jodida

Bueno. Yo simplemente no compro

emeygriega said...

girlontape:

No comparé a Pasolini con Iuso, exactamente al revés, por favor leé bien!!!!!
Dije que en el Rojas hubo violencia ante exposiciones artisticas y ente caso frente a un border y que en ninguno de los dos casos me parecía pertinente.
Lo del martes fue un error de programación que que hizo pasar el mal rato de un borracho que te vomita los zapatos y que se puede dejar en el olvido, ya que los más probable es que al margineta éste no se le pare ni con la niña ni con nadie en general y que todo sea un verso.
Respecto de las performances con animales, ni hablar, son inconcebibles.

Tommy Barban said...

Estoy de acuerdo con D.

Martín Ludwig said...

¡Exijo derechos de autor!

srta.pola said...

D: mucha gente reaccionó como vos decís, yéndose rumiando; otra prefirió increpar en distintos estilos al performer. Iuso pudo terminar linchado, pero para eso seguramente hubiéramos tenido que pagar impuestos mucho más altos porque seríamos granjeros texanos. Acá no hubo nada ni ligeramente cercano.

Lo que me parece criticable de lo que decís es que mantenés al artista en el lugar de ser inapelable. Decís: él dice eso, y al que no le gusta se va y punto. Bueno, a mí me parece q lo bueno q tienen las intervenciones es que se realizan en un espacio no vacío, un espacio lleno de conciencias. Y lo más interesante q pueden tener es cuando éstas reaccionan, de una manera no programada, no institucionalizada; interrumpen o discuten entre ellas o con el performer -y si no les interesa, les queda la opción muda o pasiva o resentida o simplemente desinteresada que sugerís.

Al chico q lo agarró de la remera (luego iuso cae sobre los escalones, el chico no llega a pegarle) lo frenaron entre varios, entre ellos frenkel. Yo no ví ninguna security del rojas: me parece q la reacción de las personas q se habían sentido afectadas se detuvo justo ahí donde podía pasar a ser realmente agresión. Si iuso se dio cuenta de q había gente a la q le molestaba mucho su perfo o su confesión o su charla de borracho, te aseguro q tuvo la oportunidad de hacer un disclaimer.

Pero no. Iuso quiso proteger la mágica ilusión que había creado llevándola hasta el final. Siguió con su personaje puteando a la gente y diciendo (su manera de cortar la perfo?): “No hubo penetración!” (??!!! tipicar el tipo de abuso era parte de la perfo o fue su atenuante, su explicación??)

Emeygriega: me parece muy copado lo que decís, pero no creo que fue un error de programación. La obra de iuso es muy autobiográfica, pegaba naturalmente con la propuesta original de confesionario.

girlontape said...

PS. acabo de acordarme que mi pequeña perfo de esta noche en Casa Brandon trata, justamente, de un amante que fue abusado de niño

invite en mi blog....vengan
y los que no, el poema está posteado
se llama La Voluptuosidad

ojalà llegue yo...con lo quemada que estoy ;)

D said...

No-no muchacha.

No discuto la posibilidad de interpelar al artista; de interpelarlo, apelarlo, criticarlo,
repudiarlo, abuchearlo, refutarlo, despreciarlo, lo-que-quieras, te lo celebro; pero NUNCA apurarlo a los empujones. Y hasta diría que tampoco interrumpirlo -aunque esa parte es más controvertida y no viene al caso-.

Sí discuto la pertinencia de preguntar si 'los que lo agarraron a la salida le dieron (¿qué le dieron?) por artista pedorro o por sujeto pedófilo', ya que preguntás por las causas pero no objetás el hecho en sí, que independientemente de las motivaciones, es una barbaridad -en todas las acepciones-. Me decís que no alcanzaron a pegarle, ok, pero la posibilidad no estaba lejos.

Respecto de la calidad de artista y si eso homologa sus comportamientos como arte, francamente no me interesa. Yo no lo conozco, no sé si Iuso es artista o, como diría mi abuela, 'se hace el artista'. En cambio conozco algo que todos deberían: que Iuso como ciudadano tiene la libertad de decir las cosas más aberrantes que se le vengan en gana, con limitaciones muy extraordinarias que en este caso no se dan ni por joda. Muy por el contrario, el contexto de estar en un centro cultural, frente a un auditorio de personas mayores, arriba de un escenario donde no se subió espontáneamente sino que fue invitado, tornan todavía más ilegítimos los m.e.d.i.o.s que eligieron algunos e.s.p.e.c.t.a.d.o.r.e.s -o podrían haber elegido- para mostrar su descontento exacerbado y prepotente.

Finalmente quiero marcar otra guitarreada: la figura del abuso sexual no se tipifica con la penetración (ley 25.087), dato irrelevante además. Es que Iuso no gritó ¡fuego! con la sala llena. Lo que hizo es confesar un delito ya prescripto, o satisfacer su morbo, o burlarse de todos, o exponer con desvergüenza y repugnancia sus perversiones, su idiotez, la ausencia de talento... nada que haga nacer una obligación de tolerar reacciones incivilizadas, bastando a lo sumo con la deshonra misma de ser un bobito.

emeygriega said...

d.

Once and again, adhiero en todo.

Y ratifico: Batato, Geniol, Marosa, Claudia con K, han hecho en el Rojas cosas MUCHO más perturbadoras, pero en ellos todo era poesía, verdad y concepto: eran artistas.
Este muchacho es un subnormal carente de inteligencia y su espacio es la televisión. Quien lo aprecie, se lo proponga: haría una linda carrera.
El castigo que mereció el martes y que debería merecer en el futuro inmediato, es el olvido, pero nunca el agravio ƒisico.

Respecto de lo que me decís, srta. Pola, insisto en el error de programarlo y que el ciclo puede permitirse esa patinada porque es bellísimo. Cualquier curador, programador y editor puede equivocarse y pasa en las mejores familias.
Decis que la ¨obra¨de este joven, que no quiero conocer nunca, es muy propia para el ciclo pues es autobiográfica y confesional.
Tambien lo son los relatos amatorios y escatológicos de Marquitos Di Palma o del Roña Castro pero no los mezclamos con poetas y artistas.
La lindisima idea del Confesionario Szperliniano, a diferencia del judicial o el religioso, reside en confesar - o fingir que se confiesa- con belleza.
Por mi parte, demasiada tinta para un boludo. Ya está.

srta.pola said...

bueno, d,
nos interesan dos cosas diferentes de la situacion: a mí me interesa entender los problemas estético-morales de la perfo y su contraperfo, a vos defender los derechos civiles de los ciudadanos precisando la terminología abogadil.

Decir q cualquiera puede decir la aberración q le plazca es trivialmente democrático: elude todos los problemas interesantes.

d said...

Po,

voy a obviar el tono desdeñoso y digo que si te interesa ponerlo en esos términos, que aunque diferentes no son incompatibles, enhorabuena. Después de todo se muerden la cola: la tolerancia ante un problema estético-moral es, a su vez, uno de los ingredientes del gran problema demócratico que es, a su vez, un evidente problema moral.

Abrazo.

srta.pola said...

ok d, voy a tratar de plantearlo de otro modo xa llegar más lejos en la argumentación. tengo la intuición de que lo q se juega en una sala de arte tiene menos q ver con la noción de tolerancia civil q con cómo la estructura de "lo cultural" tiende a disciplinar las actitudes de escucha de las personas.
estoy cada vez más convencida de q lo q ocurrió (la provocación + la respuesta indisciplinada) estuvo buenísimo, así q en breve va un post donde discuto los comments para arribar a una conclusión.
besos
po

girlontape said...

Si se trató de una perfo, coincido con D.

El Marqués de Sade pasó una vida en cana, no por la sospecha de que torturaba y mataba, si no por su obra literaria. No va.
El autor de un snuff film -donde matan de verdad a un actor- puede ser artista o no....pero sí es un criminal.
Lars von Trier y Buñuel, que hicieron matar a un burro y lo filmaron, si son snuffers, a pesar de ser grandes cineastas.
Polanski -otro gran artista- se cogió a una niña de 13 y se exilió para no ir preso, como le correspondía.
Entonces Iuso: un marquis de cuarta o un snuffer?

La indignación del público, creo, surgió de la sospecha o impresión de que la perfo en realidad non era tal.

girlontape said...

PS. La gracia es que le dan de "rugbier del PRO" a alguien que se demostró indignado, cuando es sabido que al ilustre jefe de la ciudad supuestamente también se le para en proximidad de niñas impuberes.

Quizás el señor ese se equivocó de confesionario: en vez de buscar comprensión en ese antro de pedófilos que es la iglesia católica se metió en el Rojas, donde no lo perdonaron.

Claudio said...

Espero que en unos años no se vuelva legitimo el abuso de menores como una forma de arte.. como paso con Igor.. Enrealidad Stravinsky hizo cosas mucho peores...
como se le ocurre escrivir para el fagot esa melodia tan famosa del comienzo, en ese registro! pobre Camile Saint Sans viejito, huyó pensando que le hacian uan broma!

girlontape said...

Bombón es que...los artistas también pueden ser muy jodidos en lo personal
Lawrence Durrell: grande escritor, abusó de una de sus hijas x años y ella se suicidó
Tengo tantos amigos/as que fueron violados de niños...por el tío, el amigo de familia, el abuelo, el novio de la mamá...& it ain't pretty

El Mellizo said...

en todo esto sobrevuela un tufillo de pacatería bastante pavota. lo que dice d es algo que a priori personas bienpensantes deben pensar. pero como bien le marca la señorita pola esquiva la mayor cantidad de situaciones en juego. primero, el hecho artístico en sí mismo. existió? primer debate. creo que no, que la banalización que se hace de la pedofilia lo descalifica como hecho artístico en sí, y si no es un hecho artístico el que lo lleva adelante es un artista? tampoco. el ser artista no es un título que se gana presentando una tesis, es algo que es convalidado a partir de la generación de hechos artísticos que son apreciados y tomados como tales por sus pares, el público y la crítica, por eso hablamos de la "obra" de un artista. ahora bien, los artistas pueden ser seres horribles? sí, como todos, el ser artista no da una sacralidad especial y uno puede meterse con el artista como le plazca del mismo modo que el artista se mete con nosotros. también es cierto que mucha gente tenía la libertad de irse, o de abuchearlo. ayer abuchearon a un reggista porque no gustó la puesta que hizo de don giovanni en la ópera de berlín, y qué, son todos los berlineses antidemocráticos por marcar que algo no les gusta? lo antidemocrático sería la censura previa, la amenaza de bomba, el interrumpir la función, etc.
la banalización de algunos temas en los altares del supuesto arte (preferiría llamarlo seudo arte)es peligrosa porque trae cosas como esta, que la gente se confunda y tome a un idiota como un pedófilo y entonces ahí está uno de los problemas, si alguien se confunde y toma a un idiota como un pedófilo estamos más allá de un error de programación, porque son temas que conmueven y pueden disparar reacciones violentas. y acá aparece otro problema, los señores y señoras democráticas y tolerantes que se escandalizan con la violencia física. en la vida, a veces, nos agarramos a trompadas, no digo que esté bueno o malo en sí mismo, sino que tiene que ver con el contexto en el cual se desarrollan los acontecimientos. no me considero violento, pero no soy un pacifista ingenuo. en todo esto también hay una apreciación de la provocación hacia los más débiles, es decir, en este caso un niño o niña, y provoca con eso, y también es más fácil meterse con la iglesia católica y la virgen y jesús, porque ya no hay inquisición. pero no se le ocurrió a este idiota -como a muchos otros- contar que había abusado de mahoma. ahí no, porque los muchachos esos te matan en serio, no se jode, le haces una caricatura del jefe y te mandan los mujaidines. o con moyano que te manda los gordos, o delía que te pone un piquete en tu casa. digo, se eligen a los débiles para aparentar ser fuertes, para ver lo transgresor que soy, y en esa elección -absolutamente conciente- el idiota se cuida, elige la piña pero no la hoguera o el atentado suicida. entonces, además de idiota es cagón, y la gente así es despreciable y merece a veces que se la cobren. y cagarlo a trompadas de una es una buena forma, sin avisarle, sin decirle agua va, si preguntarle el nombre, pararse enfrente y partirle la cara de una buena trompada, tenía dos en mi lista, ahora tengo tres. cual es el miedo? a ser antidemocrático por eso? por favor, como dije arriba mucha pacatería pavota.
Saludos.

Anonymous said...

ya sé, llego MUY tarde con mi comentario, esto está cerrado pero me enganché y no puedo menos que proponer, que se le pregunte a la niñita de 9 años si es arte, pedofilia, borrachera, idiotez... como víctima de abuso a manos de un familiar a mis 11 años, digo: NO SOBREANALICEMOS. la posta la tiene la nena.

Anonymous said...

a ese hijo de puta (y a todos los pederastas) matarlos es poco, pero hay que matarlos

Anonymous said...

Hay que cortarle los testiculos y la lengua por pelotudo, además, al que le da lo mismo, es porque realmente se pasa por el traste la parte humana, es decir todo el infierno que vive quien es abusado o violado, sin chances de poder defenderse.