Wednesday, March 30, 2011

The Harvard rapture


estoy pasando un mes en cambridge mass. como research assistant en harvard library college on behalf of (su santidad) de Romance (indeed) languages and literatures... decir que es fantastisch es poco, amigos! Algunas fotos del campus:
fine arts library
predicadores modernos en contorno medieval
fresias florenciendo junto al harvard herbaria libraries!
Widener library, lo mais

frente al templo sagrado de la biblioteca, el templo profano
becket blast, energy drink


la exquisita Clara Masnatta, orquídea puánica, en Lamont library
ardillas con pancartas en la remake estudiantina de Bambi

mi cuadra

8 comments:

Roque said...

muy bueno, me gustó la ardilla con pancarta hecha de sombra

Tommy Barban said...

Alerta de comentario snob: si es Harvard no es el "Campus", es el "Yard". Yo vivía en un edificio bastante feo diseñado por Gropius que queda hacia el final del sector de la facultad de derecho.

diminui said...

qué experiencia Pola! tíranos un hueso al tercermundo no? jejejej
un beso grande! de ardilla pancartista
xx
V

Hernán Dardes said...

Otro mundo definitivamente. Ojalá algún día nuestras ardillas tengan ese nivel de compromiso. Nuestro firme apoyo a la compañera ardilla.

Anonymous said...

Pola, felicitaciones, debe ser muy lindo estar alla.
Te cuento que el sabado a la mañana vi una chica en un Bar-Cafe con su notebook, la vi y dije: "es Pola¡¡"
Pero cuando me acerque no eras vos, y ahora me entero que estas en Mass, y no aqui en mi ciudad.
Besos, Martin

Gerardo Muñoz said...

Ya fuiste al dorm de los chicos de SocialNetwork? Estas estudiando por alla o es visite?
Te envio un abrazo,

G

ricardoluis said...

Pola Oloixarac esa mañana abrió la puerta y se dispuso a salir al parque de la universidad de Harvard, de pronto se detuvo inquieta ¡La cámara digital! Ese olvido era un error imperdonable, debía subir fotos a su blog ¿Como lo haría sin la cámara? ¡Ridículo! Volvió sobre sus pasos al interior de su cuarto y sobre un mueble, vio a la maquina, que ser sin conciencia de su existencia la esperaba, la tomo presurosa y volvió a salir. Gracias a ese impulso de Pola -su deseo de compartir con nosotros lo que sus ojos asombrados veían- es que podemos hoy aquí en Bue, ver impresas en el blog sus emociones visuales, no se si fue Pola que volvió por la cámara o esta, con su ausencia la llamó para que vuelva, pero lo que si se que un impulso, un simple impulso, de recordar y volver atrás cuando se iba, permitió estas fotos tan lindas que hoy disfrutamos, los impulsos son vuelos incomprensibles que a veces -no siempre- nos cambian la vida.
Yañez el lusitano.

Eduardo Sobico said...

Una delicia hasta dónde te lleva ese libro loco y raro (para mi limitada historia de lector).
Me gusta que afuera se lea sin prejucios tipo puán-no.puán.
En ese sentido lo leí como un extrajero.
Me alegro por vos, y me sorprende que yo aquel febrero del '09 me haya dado cuenta lo bueno que era en pocas páginas. Aunque estaba ciertamente confundido y lleno de felicidad que da el descubrimiento.
Soy aquel que te pidió explicaciones sobre al fórmula de la pagina 35 y luego me respondite en el blog que había de por medio el bueno de Reynolds. ¿algun otro se detuvo en tu humorada?

Eduardo