Saturday, June 26, 2010

Next: Nazi battleforce app!

Desde hace un tiempo, los videos de Hitler son el termómetro de los asuntos techies. Esta semana Apple cambió sus términos de servicio y desde ahora guardará la locación precisa de sus usuarios todo el tiempo, compartiéndola con sus socios (y éstos, con los suyos); pero la crisis de invasión a la privacidad no escaló tan rápidamente como con Facebook (su departamento de PR supera en poderío a la infantería alemana). Porque es un problema menor comparado con el defecto práctico (el que excita la furia o la lealtad del consumidor): la antena del Iphone4, distribuida por todo el perímetro del Iphone, hace que el teléfono pierda llamadas. Como todo usuario decepcionado, Hitler se exaspera y considera pasarse a Android:

He's Upset About the iPhone 4 Antenna from MG Siegler on Vimeo.

2 comments:

_Hernán said...

Me suena a que metieron el perro. Que despotrique contra el Iphone es el chiste, pero que hable del Android es raro. Principalmente porque uno es hardware y el otro un sistema operativo. Hay tongo.

El Iphone pasó de ser multitouch a: please don't touch.

Ya no sé si esta escena es de una excelente actuación o si está sobreactuada.

PD: Pagani le rompe el culo a este Hitler timorato. La publicidad está ignorando a una estrella ahí.

Hernán Dardes said...

Me cuesta creer que en su ira, Hitler no haya hecho ninguna mención irónica a la religión de Steve Jobs.

(Hernán, me mató lo de Pagani ja!)