Monday, June 28, 2010

Argumento biológico para la legalización del matrimonio gay

Zizek decía que legalizar la presencia de gays en el ejército norteamericano tenía algo absurdo: toda la semántica queer persistía en los chistes y contactos anímicos de los reclutas; lo gay desde hacía tiempo habitaba el Ejército. Del mismo modo, el fantasma fag se encuentra en la institución del matrimonio: la cultura gay se encuentra íntimamente implicada en los rituales de ingreso al matrimonio. Es en los intervalos entre comida, baile, comida y baile, cuando las novias y futuras esposas se entregan al abrazo de los amigos gays en canciones como You make me feel, YMCA, Rafaella Carrá, Madonna, cuando el hombre heterosexual advierte que necesita de los gays para asegurar el éxito de la fiesta; al mismo tiempo que reconoce, quedamente, la superiodad (¿genética, moral?) para la danza de sus amigos sodomitas. La fiesta de casamiento es el momento en el que el hombre heterosexual reconoce implícitamente el exitoso avance de la minoría, y en su fuero interior sabe que debe resistir para mantener el curso de su especie (los gays aún no procrean, aunque lo intentan). Los hombres heterosexuales amenazados en su especie aguardan a que la tanda musical regrese a las canciones donde sí pueden lucirse (Los Auténticos Decadentes et. al.) y entonces saltan excitados rozándose unos a otros, tomando entre todos al novio para arrojarlo al aire: recogiéndolo, en su caída, de los glúteos; a veces lo acorralan contra el piso y los golpean (quizás, como un castigo simbólico por abandonar el abrazo masculino y irse hacia la hembra, epitomizada en la presencia de la argolla). El momento de adaptación más violento llega cuando se colocan las corbatas en la frente: anudadas coquetamente a un costado de la cabeza, es otro ejemplo de conducta adaptativa ante el agresor. Algunos desarrollan modelos de negocios para explotar el poderío gay en las fiestas de casamiento:

Lo gay habita desde hace tiempo el matrimonio; y si se legaliza, las mejores fiestas aguardan!! Las fiestas de casamiento podrían evolucionar a umbrales inesperados de diversión; como todas las empresas burguesas (el ejército, el progreso, el demosocialismo) la institución del matrimonio heterosexual ha terminado desacreditada e invadida de suyo; es hora de pasar la antorcha a la generación siguiente.


HOY 28 de Junio desde las 18.30!!! En el Congreso (o Plaza de los dos Congresos, que también son pareja -matrimonial&civilmente unida, merci Dañel- del mismo sexo ;)

Los dejo con este video genial de Paula Maffia y Las Taradas!!! La brillante guitarrista es Lucy Patané, ved qué enorme:




6 comments:

_Hernán said...

Capusotto es el mas gay de los heterosexuales. Es genial.

Un compañero de laburo decía que una vez no lo convertía en gay, entonces le calculé el factor gay.

FG = RG / RH

FG = Factor gay
RG = Relaciones Gay
RH = Relaciones heterosexuales

FG = 0 / 0
Indeterminado.

FG = 0 / N
con N > 0
Hetero absoluto

FG = M / N
con N > 0 y M > 0
Gay

FG = 1
Bisexual perfecto

FG > 1
Gay confirmado

FG > 0 y FG < 1
Indeciso o en etapa de hablande

FG = N / 0
Re puto

FG = 1 / N
Con N > 0
Cuando N tiende a infinito

Ahí queda claro que con una vez ya no queda gay de por vida y que con reiteradas relaciones hetero puede acercarse en el límite a un hetero, pero no lo toca.

goolian said...

Me encantó el video y el estilo mezcla "tex mex" y bluegrass de la guitarrista.

Hernán Dardes said...

De todo esto lo que más me sorprendió fue el rescate eclesiástico de aquello de "Vox populi, vox dei". Más aun cuando cualquier matrimonio heterosexual sería incapaz de conseguir la aprobación un plebiscito entre las tías y suegras de los contrayentes.

Ev said...

megaexcelentissimus!

JASON said...

Éstos son Larry y Lorrie Collins, dos hermanitos de Oklahoma que en la segunda mitad de los ’50, en plena explosión del rockabilly, se mudaron a California para ser estrellas. Después Lorrie se casó con el manager de Johnny Cash (un ningún tonto que la doblaba en edad), y se retiró de la música a los 19 años. Larry, en tanto, el gran Larry mejor dicho, se dedicó, como muchos talentos del rockabilly, a la música country. En los ’90, sin embargo, gracias a un revival del género, los Collins Kids se reunieron, y ahí andan hoy en día, volándoles el jopo de vez en cuando a sus fans en uno que otro festival.
Ésta actuación es del año 1958, con Lorrie a los 17 años, y Larry a los 15.

http://oficinauta.blogspot.com/2006/09/rockeando-con-collins-kids.html

http://www.youtube.com/watch?v=G19nXIYpk3Y

srta.pola said...

genial!! gracias, son deliciosos, no los conocía