Thursday, June 25, 2009

A la sombra de las eminencias en flor

Hace algunos viernes participé del nacimiento de un monstruo marino: Hydra, flamante editorial argentina dedicada a la filosofía política. Hydra nacía junto a un delicioso volumen rojo: la primera edición al español de La tiranía de los valores del gran Carl Schmitt con un prólogo por Jorge E. Dotti, que además agregó un formidable epílogo sobre las relaciones literarias entre Schmitt y Borges (para conseguirlo, click acá). Los altos mandos de la Filosofía Política --que algunas mentes perversas observan modélicos de cierto Augusto personaje de cierta novela salvaje-- se dejaron ver ante la multitud:
Eminencias en el podio: el soberano Dotti al micrófono, Sebastián Abad (a cargo de la traducción) y el Dr. Rosler, al comando de Filosofía del Derecho. Capitanes del espíritu: inmóviles delante, las aguas.Más eminencias

Joven eminencia y totínLa mezcla de etiles, monstruos marinos y alta literatura schmittiana devino en la reiteración del enigma: ¿es el Dr. Dotti el muso absoluto del Profesor que descerraja, como escribió Beatriz Sarlo, el desenfrenado erotismo filosófico de la narradora nacida y criada en Filosofía y Letras? ¿O es el Dr. Rosler -ut infra, cabe la luz seguidora- el hombre detrás del nombre que habita la máscara literaria del venerable Augustus García Roxler?


¿Fue Dodi el modelo au naturel de la eminence grise? ¿Es ironía la que cruza la faz de la adorable Jaz?Aterido de dudas, un Foucault de las orillas no emite oráculo -aún

3 comments:

Ferko said...

ajajjjajja

maicol!

trolla!

Anonymous said...

me inclino por el dr. rosler

Tête de P. said...

Schmitt en Argentina sin el alemán Struhart es casi nada. Y sin Bandieri también, por qué no.

Amitiés