Friday, May 16, 2008

Sobre virus y belleza

Pre-puchero estuve en el Seminario de Ciberculturas que cura Cippolini en el Reds, y se generó una discusión muy copada sobre arte, hackers y la existencia o no de galletitas crackers. Mónica mandó un mail buenísimo cuestionando la belleza en los virus (que yo argumenté acá), ici mi respuesta:
Si aceptás la desmaterialización que plantea el arte conceptual, y al mismo tiempo aceptás el arte en general mientras a. esté en un museo, b. no esté en un museo, pero sea calificada como arte por un organismo con autoridad built-in, c. adhiera al mantra de incidir sobre la sensibilidad del espectador y a la estrategia de “molestarlo” como parte de las prerrogativas artísticas basadas en el poder de la mostración… lo más probable es que adhieras a una idea de provocación que también suele estar alejada de la manifestación de la belleza.

Es decir, lo más probable es que, si aceptás los a, b y c que promueven las prácticas sociales –ya aceptadas- del arte entendido como “vanguardia” y “provocación”, esperes del arte un tipo de gratificación que no tiene nada que ver con la idea de belleza. Más bien, lo más probable es que esperes algo en el rubro de la comunión intelectual, la habilidad para mostrar, el ingenio del artista, lo que explica el texto del curador, etc. En este caso, se trataría del ingenio para retomar una idea griega (la de mimesis) y cultivar sus posibilidades relacionadas con la mécanica de la vida y del hombre: estar en todas partes, conquistar, sobrevivir.

No puedo enumerar ahora todas las instancias del alejamiento de la noción de belleza que penetraron como dogma dentro de la liberación formal que supone el arte conceptual. Quizás, después de más de 100 años de adoctrinamiento en la importancia de la noción de vanguardia y la separación natural-temporal que debe darse entre el artista de vanguardia y el público en general, sea un buen momento para repensar las nociones de belleza –pero
¿por qué, si fuimos entrenados para encontrar significado en mostraciones característicamente caprichosas, si aceptamos la mímica de los lenguajes privados a la que a veces apela el arte conceptual, deberíamos considerar que el argumento más fuerte contra la posibilidad de considerar arte el hacking y virus making (en los casos en los que sus hacedores lo plantean como tal) es la falta de belleza o de comunión? O su sucedáneo ético, el mal?
Adorno, a quien tengo entre mis santos favoritos, cerró el arte a la posibilidad del mal, y en esa negación produjo toda una serie de coqueteos artísticos con el discurso posible o imposible del mal. Pero, ¿de qué modo son estas ideas compatibles con posturas ya clásicas como “épater le bourgeois”? El límite burgués por excelencia es la privacidad, y eso es justamente lo que está en juego.

Como Mónica, creo que la discusión es mucho menos oponer formas de arte, sino pensar de qué manera la institucionalidad de algunas las fundamenta sobre las otras, como si fueran animalitos luchando contra la extinción. Podríamos hacer un experimento y pensar el umbral de supervivencia que tendría una teoría en razón de estas variables:
1. Cantidad intelectuales-predicadores que coopta para sobrevivir
2. Expansión en el tiempo.
Quizás es bueno pensar, como dijo Rafael, que los hackers son fundamentalistas… porque fundamentalista y dogmático son los adjetivos asociados con el terrorismo existente que no se puede domesticar.

pd: qué gracioso y absurdísimo que por charlar sobre arte los bannearan de Second Life! Me hubiera encantado saberlo y sumarlo, es un detalle delicioso.

18 comments:

nat said...

Che muchas gracias por poner a la sala nro 7 en tus links, oh, diosa Pola de sillycon valley



muchos saludis, y es ud, una delicia,Agustina.

lbd said...

un oido poco entrenado puede cuestionar la belleza de la musica dodecafonica, un ojo o una mente entrenados en otro siglo, el arte de un jackson pollock. Se necesita cierto tipo de entrenamiento de la mente, y de la sensibilidad, para encontrar lo bello y lo sublime en una linea de codigo. Pero creo que en ese algo se esconde el vertice (aun)irreductible de lo humano en la creacion (y si, los virus infromaticos son aun creaciones humanas): buscr las formulas bellas y sublimes del lenguaje, y no solo las bien formadas.

Mer said...

Me gusta la idea de organismo, de creación, de evolución y de mosca cojonera que tienen los virus informáticos. La idea, el concepto, me parece bello. Como entes. Pero es sólo la idea, y lo bello está solo en mi cerebro para imaginarlo.

Please, please que nadie haga una pieza de videoarte para ilustralo...

Mer said...

ilustrarlo....

besos pola

El Mellizo said...

creo que estamos frente al seudo arte, igual que las bolitas de acrílico con tubos fluorescentes.
hay encuenta nueva.

srta.pola said...

Mellizo, cuál es el arte verdadero?

Dear Mer, me encanta lo que decís porque adscribís a un proyecto de belleza que
no necesita un soporte material, y por otro lado ubicás el efecto sólo la imaginación del espectador, como si fuera un acto de "voluntad mental" (con un receptor no pasivo, que debe hacer un ejercicio mental para alcanzar esa belleza). Siguiéndote, no habría problema en ubicar a los virus informáticos como un nuevo capítulo del arte conceptual.

lbd, que lo humano sea buscar lo bello y no sólo las fórmulas bien formadas, dejándole a dios y la naturaleza las bien formadas.... wooohaoaaaa j'adore

emmanuel goldstein said...

lbd: rock on
mellizo: un seudo comentario, el tuyo.
Ahora, que es eso de fundamentalista, dogmatico y terrorista? El verdadero terrorismo dogmatico y fundamentalista es el del gran hermano que indica y regula los modos de interaccion con la tecnologia.
La hermandad de hombres libres pretende autorreplicarse, como un virus, y liberarlos a todos. A la fuerza si es necesario.

Emma Gold said...

Srta. P, una delicia leerla. Sobre el mellizo, solo piensa:
¿Tengo yo la culpa de que un loco haga una mala interpretación de mis palabras?

porno y fugaz said...

me linkeaste!!!! que amor!!!! sos la primera!!! sabes que una nunca se olvida de la primera! merci mademoiselle polá.

El Mellizo said...

ya hice mi taller al respecto, pueden leerlo en el blog.
¿cual es el verdadero arte? qué buena pregunta. esa es difícil de responder, pero el seudo arte es más sencilla. recuerdo la polémica sobre el caso iuso, ahí podés buscar.
besos.

srta.pola said...

adorados goldsteins -recién caigo que sois personajes de 1984!-, me flasheaaaan mal, qué puedo decir. hermandaaaad!!!!!!

melli, Iuso sigue siendo un artista aunque lo que brindó aquella vez fue una perfomance infeliz. leí tu post sobre los llertas, entiendo tu punto pero los llertas no se tratan de conocimiento, ni pretenden ser "arte". estamos viendo si se puede extender la definición que sí goza al arte conceptual a otras prácticas, como el virus making, que sí requieren muchísimo conocimiento en juego.

monix said...

Hola Pola!! nunca contesté tu posteo/respuesta. Muy bueno por cierto y completo. Que si puede ser virus making arte? claro que si!!! (casi toda actividad humana a esta altura de la humanidad puede serlo!) lo que no me parece q todo virus sea arte y el posteo de pagina me había quedado como incompleto justificando su estatuto de "arte" solo por la belleza de un código bastante inaxesible para los no iniciados.
A esta altura creo q sería interesante que los artistas (hackers, o whatever sea su medio) si sienten que su actividad no se valora como tal es generar los contextos necesarios o que les parezca. De eso se trató gran parte de las pugnas de las vanguardias y creo que generar contextos para la obra es tan importante como la obra en sí. Es un gran desafío!!

besos

srta.pola said...

El punto es que hay cierto tipo de prácticas a las que no les podés organizar alrededor su contexto de apreciación, 1. porque no lo toleran, 2. porque, como dice Romano, denominar arte --o peor, autodenominar arte- es desactivar algo, hacerle perder su potencia desestabilizadora.

Para mí, es más interesante pensar cómo se puede extender la definición existente de arte conceptual (el canon), ver qué cosas soporta, que simplemente decir: si vos crees que lo que hacés es arte, generá un contexto de apreciación para tu obra.

No creo que los chicos se sientan "no valorados en lo q hacen" --y si lo sienten, se lo dirán a sus mamis, pero no creo que el tema pase por ahí. La idea de diseñar contextos parecería crear corralitos de autoapreciación... qué es lo que necesitás para "crear un contexto"? Un par de criticos amigos, un par de notas, unas muestras, un blog? Y ya está, tenes tu movida emergente.

Por otra parte, por qué toda actividad humana sería arte? Si eso fuera así, llamar a algo arte sería absolutamente trivial. No lo es.

monix said...

Bueno no creo que solo generar contexto sea crear corralitos, perfectamente puede ser entendido como ampliar la noción de arte conceptual existente como bien decís, pero quienes son los que amplien esa definición si es que hay una? Sr Teórico que los toque con una barita y diga si esto tambien es arte? O una tarea que los mismos actores construyan? Porque sino no entiendo bien cual es la discusión aquí. Ellos no quieren hacer arte porque sería desnaturalizar su actividad (que está muy bien) pero sí debería ser considerada como arte por la institución.

A lo que me refiero es que cualquier actividad humana es suceptible a ser utilizado/reutilizado/resignificado/señalado
/remixado/editado/reditado/etc y ser arte,
no que cualquier cosa es arte. es diferente.

srta.pola said...

entonces, si entiendo bien, vos admitirías que algo es arte si adscribe a la política de meritocracia de la estética de emergencia (es decir, si los actores se comprometen a crear un contexto), pero no te convence la situación dilemática que traerían los virus: donde tenés x un lado una actividad que roza el delito, pero q al mismo tiempo el canon del arte conceptual parece poder abarcarlo en su definición. para mí es como vos decís: no puede afirmarse dentro de la institución (xq se desactiva) pero pienso que dejarla de lado y no contemplarla es perderse de un instrumento de crítica y deconstrucción en estado de naturaleza, que justamente trabaja sobre las grietas de la institución del arte y del capital burgués (de la que la institución del arte depende muchísimo).

para mí, pedir que generen un contexto es preconizar una norma de conducta para artistas que tiene sentido si la actividad se inserta en esa sociología/arte/comunidad que busca ser entendida como artística, pero me parece que acá se trata de un fenómeno que, por sus características digitales, rebasa la situación artística clásica. entonces volvemos a la pregunta de rafael cippolini, de si podemos trasladar la institución del arte a lo digital, y si vale la pena eso.

en cuanto a la crítica, lo que decís del Sr. Teórico... por qué no? Para qué está si no es para sentirse inspirado por cosas que hacen otros y para que lo asalten ganas de escribir recurriendo a bibliografía original, insospechada? El hecho de q muchos de los contextos de las estetica de la emergencia hayan fagocitado a los críticos adentro y que éstos hayan tomado el lugar de artistas no quiere decir que hayan quedado imposibilitados para escribir sobre algo que requiere una habilidad que ellos no tienen por qué tener, ya q tienen otras.

CANCEROLAZO said...

Estuve internado trabajando, además de internarme en la clínica literaria de tu alter ego fechiste según el I Chist, Kohan.

Además, no siempre que te abro, queridísima Pola, no me saltan al cuello un sinfín de sarnosas gonorreas virtuales celosas que me obligan a apagar mi aparato (ver en tamaño completo).

En la UCA enseñé alemán con Todesfuge de Celán que hizo que tu adorado Adorno se retractara de su "Después de Auschwitz no hay poesía". Después renegó Celán del excesivo éxito de esa proeza (la de trasnmutar en poético el gaseamiento: cavamos una tumba en los aires, ahí se yace no-apretado)y no la incluyó en sus obras completas (siguiendo el ejemplo de filicidas simbólicos como Quino y Conan Doyle).
Al impartir clases explicando la Dialéctica del Iluminismo, advertí la profunda raigambre católica de todas esas teorizaciones. O sea, como judío me dije "¿por qué no convidar la instrumentalización y el uso de la Shoá a los chupacirios?", pero perdí para siempre el respeto a Adorno.
Con Horckheimer critica el culto a la ratio desapegada de valores tradicionales como los sentimientos sencillos y la tradición y la familia y en "El artista como lugarteniente" admira la razón pura de los artistas que logran la excelencia cagándose en los holocaustos que los rodean.

(no tiene la culpa el mamotreto fáustico de Thomas Mann dodecafonizado con Adorno de ghostwriter)

¿Por qué vos que sos tan belleza innata y tan cultivada renegás de la hermosura en el arte?¿se agotó en tu opinión?¿te reivindicás adorniana porque la fealdad es un material más noble, dura más?

No puedo suscribir a tu gritito de guerra de que generar un contexto de apreciación estética sirva de criterio de demarcación. Sé que hay muchos pajeros que dejan de decodificar la terminologia cuando hablás así y te miran el corpus, pero como sucede que da la casualidad que yo sí entiendo lo que con tanta fraseología academicista decís, no puedo menos que advertir la soberana pelotudez que presupone...si uno examinara los supuestos últimos, o se limitara a una cunnilinguae reductio ad argumentum ad hominem: ¿Van Gogh no es arte porque no generó un contexto de apreciación en su momento?.

¿Es arte la materia fecal enlatada, el tiburón en formaldeido el perro muriendo de inanición o el mismísimo mingitorio de Duchamp?. No le echo la culpa a Picasso por sus astucias políticas contra Matisse, sino a la ceguera de la primera recepción critica de Monet y los impresionistas: por culpa de su error ahora se cubren por las dudas siempre y Jackson Pollock se parangona con Leonardo. Los pollitos de Warhol están a la misma altura que la Capilla Sixtina y Maradona nos da más satisfacciones artísticas que Shakespeare, Tevez es más artístico que Dante, Palermo, el optimista del gol, el Leibnitz del balonpie supera a Mahler.
Ahora no te regalo nada la remera que dice "No solo soy perfecta, además soy bostera".
Martin Kohan (¿¿¿vos???)en el taller exclusivo comparó un cuento de mierda con "Glosa" de Saer, por lo siguiente: cuando no pasaba nada la descripción detallada era minuciosa y cuando sí, la acción se narraba rápida y sucintamente. En "Glosa" Saer dedica trescientas páginas a una caminata de dos amigos por av santa fe y solo 20 a una prolepsia contrastante cuya fuerza solo es comparable a la de Sarmiento, bla, bla.
Esa forma de apreciar es también católica, aunque estructuralista. Es inmanente y se basa en la economía verbal (¿no te suena a "economía de la salvación"?). Se puede hacer con todo, pero parte de la base de considerar sagrado, integrado y con un sentido a cada texto, como el tan equivocado "sentido" de la Historia [cf. Hayden White's "Metahistory" o la "Open Society and his enemies" de Popper].
¿Por qué no aprovechó Kohan de comparar con el surgimiento de la vida en 20 páginas después del surgimiento de la corteza terrestre en trescientas o de decir que sólo un contexto de antisemitismo muy moderado y muy poco eliminacionista permitió la eficacia política de Hitler con los judíos chochos de la vida tirándose pedos de colores por vivir en Alemania?¿no te dan ganas de fundar conmigo una nueva religión que explique el mal, o como decía Spinoza, lo malo, asegurando que es un engarce contextual para veinte minutos de orgasmo que Algún Día advendrán?.

Igual no sé por qué te lo propongo, en mi nueva metabiología los seres tan preciosos como tú son considerados de otra especie, tienen una percepción y una recepción aparte desde que nacen, es como hablarle a un koala...

¿no me respondés en mi blog así cuento por fin otra vez con un mensajito tuyo aliciente?

una discusión mucho más fecunda sería la de la propiedad del arte (no en el sentido de Massimo Troisi, sino en el del magnate japonés que se hizo enterrar con su Van Gogh), eso sí nos llevaría a nombrarte Patrimonio de la Humanidad con acceso irrestricto-

¿no es arte mi humorismo caminando sobre cadáveres, no puedo inventar el looping borgeano y decir "nadie lo vio desembarcar la noche unánime en que Beatriz Viterbo sin rebajarse ni una sola vez a autocompasíon" y así...

Woody Allen en "Anything else" lo sintetizó: "Si un hombre vomita en el Carneguie Hall siempre va a haber alguien que lo considere arte".

soy amigo de Lamborghini, parafraseando a Aristóteles, pero más amigo de la belleza, mi platónica Interlocutora Válida Resplandeciente...

srta.pola said...

ay cancher, au contraire! Mi punto es q, justamente, producir contextos de apreciación tiene q ver con prácticas recientemente normalizadas de producción --pero que lo que sea que es el arte y su sucedáneo, la belleza, no puede depender de la norma políticamente correcta de la generación de contextos (ponele tipo Belleza y Felicidad, movidas inscriptas en "la estética de la emergencia"), ya que existen manifestaciones que ingresan dentro de la *posibilidad* del arte de una manera dilemática, incluidos en la definición de la acción provocativa del canon del arte conceptual (a eso iba mi post), pero que al poner la cura en cuestión no se dejan *curar*: con lo que no, no pueden plantearse como parte de la "generación de contextos" porque se trata de lo contrario: trabajar sobre las fisuras de lo dado de los contextos del capital y el arte.

o sea que si negamos tu acusación... es casi como si estuviéramos de acuerdo! plis no explotes sobre la pantalla q hay más ;P

te pongo un tanto al tanto de cómo viene la discusión, ya que al fin y al cabo vos sos otro Merodeador Top de los Seminarios y Talleres Exclusivos del Reds: cippolini tiró una pregunta eje super fecunda: 1. vale la pena trasladar la institución arte al mundo digital? y si lo hacemos, cómo lo haríamos y que pasaría?, para mí, una punta de investigación tiene ver con esta situación dilemática que traen los virus (no sólo no los podés meter dentro de la norma de la generación de contextos, xq si los "curás" y los volvés "friendly" --pienso en cucurtos de peluche-- pierden efecto; pero al mismo tiempo no podés olvidar que el arte conceptual provee definiciones que, combinadas, los vuelven suceptibles de portar la coronita del arte.) Dinos qué piensas oh Cancherígeno El Docto.

CANCEROLAZO said...

Mensaje de la secretaria de Cancherígeno el Docto:
hasta que no me dejen un comment en mi blog, no sabrán nunca qué pienso a ese u otros respectos, he dicho.

les recuerdo que el blog de Cancherígeno el Docto abrirá este sábado de 9 a 12 hs. y a partir del lunes en horarios bancarios de oficina artística capada y pasteurizada al integrarse la carga política perturbadora como mero esteticismo anodino...ah,no, dino, dinos lo que piensas, no voy a someterme a extorsiones, sólo a torsiones de contorsionista de la fotito, guacho...