Tuesday, August 19, 2008

Actividad paranormal en la Esma

Sólo voy a referirme a los eventos paranormales que atravesaron el primer sabbath de las charlas en la Esma. Mientras los invitados leían y el sonido desaparecía y volvía a hacerse presente (quizás coqueteando con suscribir corpuscular-ondulatoriamente a las tesis de Dañel Link, que leyó un texto justo y magnífico), las sillas se rompían. Cuatro sillas se rompieron sin explicación. Estábamos en la sala Haroldo Conti: a Haroldo le habían cortado los tendones en la Esma. La noche anterior me morí de miedo escuchando a Charly Gamerro y Mariana Enríquez hacer de vampiros diciendo "Mascaróooo". Elsa Druccarof, Elsa también sostuvo la teoría de la actividad paranormal. Elsa había estado en esa misma sala presidiendo otra actividad del centro cultural. Los empleados le dijeron: Váyase antes de las 8. De noche, salen todos. Antes de que oscurezca y se ponga el sol: conjeturamos natural que los espíritus de los que sufrieron y murieron se manifiesten y enloquezcan a quienes, como en Los Otros, quieren venir a ocupar su casa. En fin, onda el tren fantasma del Italpark pero con contenido adulto, como las obras colgadas en las paredes con culos jóvenes llevado en andas por un matón de derecha (ver, derecha).

Sí, coopté a un MateTuertoBoy porque no podía esperar que el texto de Luis Guzmán me cautivara, y quería inspeccionar. Muchas dependencias estaban abiertas, una chica que rondaba sacando fotos nos dijo que estaba prohibido entrar. Entramos igual. Me habían dicho que, en algún lado del predio, hay un árbol que sangra, que la gente que trabaja ahí ha vuelto a su casa ensagrentada, sin poder explicar cómo. Que hay actividad poltergeist constante. Nos metimos en varios cuartos, una vez adentro no nos atrevíamos a entrar en los subcuartos. Encontramos un sector separado con vallas, con una pinta siniestra de verdad, como para meter a Pablo Echarri en personaje. Después apareció un tipo de campera de cuero que nos dijo que no podíamos estar ahí. ¿Qué, por la constante actividad paranormal? Nos explicó que las cosas pasaban en el Casino, mucho más lejos. Y acá? No sabía: esta parte la seguían usando los militares, que fueron cediendo de a poco: las vallas eran los límites geopolíticos de dos países, Civil y Militar, uno avanzando sobre el otro dentro del continente Esma. En broma le pregunté ¿ah y cuándo son las visitas guiadas? y me dijo que las visitas guiadas se hacen los días de semana en el Casino de Oficiales. Ahí esta todo, te explican todo.
Acá el slideshow:

Para cuando Charly Gamerro empezó a leer la sala había sido tomada por un frío glacial. Una nenita vestida de rosa insistía en subir y bajar los escalones detrás de los ponentes (detrás del cartel); Sebas Freire había comentado que no podía mirar esa escalera sin imaginarse que bajaba un piecito del otro mundo. Entonces empezaron los ruidos.

Era una murga. Ahí, sonando en la Esma, con su componente filocaribeño y su rítmica futbolera. (Como un distanciamiento brechtiano, cuando el teatro decide exhibirse en su artificio.) El sonido de la murga venía a trivializar el temor y la compasión conseguidos, convocados por el documento (Piglia llama a la Esma documento); temor y compasión solían ser el eje de las sensaciones del espectador común de la tragedia griega, en Aristóteles, que las sucesivas transformaciones del arte en su carrera contra la idea burguesa de belleza relegaron para las ficciones incontestables: los hechos reales. Ya era de noche.
No esperé a la multitud: me fui rápido, mirando para arriba, pensando en los árboles.

6 comments:

Lee Holloway said...

ufffff!!!!!

no sabes como te creo! yo la verdad es que nunca fui y no se si ire, debe ser muy heavy estar ahi!

unas amigas la otra vez fueron a escuchar una charla de Kartun y me dijeron lo mismo de la sensación de que hay cosas y frio por la espalda.

que loco. y que huevos estar ahi pululando en la oscuridad.

besos.

pornito

inne said...

mirá, una murga sonando en la Esma es una imagen que asusta mucho mas que las pelis de Stephen King y todos los que meten miedo enserio...si en algun lado existen los fantasmas, ahi seguro...y en la memoria colectiva tmb. (Tal vez seamos niñitas con sexto sentido, tmb.)

un abrazo!

srta.pola said...

siii, es como si revelara el verdadero gótico argentino, la esma como reality gótico postautónomo, stephen kings del boom (bang!) del realismo trágico latinoamericano

perú said...

habrá alguna vez una peli de zombies desaparecidos¿¿?¿?¿¿¿ que vuelven para comerse cerebros y volar embajadas¿?¿?¿¿¿¿¿? Los zombies desaparecidos y la memoria completa, me parece

srta.pola said...

juáa, perú, me matás

Maru Traino said...

Hoy fuimos al museo con mi pareja y unos amigos con su nene, mientras le acabamos fotos al nene ambas escuchamos a una mujer llorando sollozando y dos veces fue escalofriante te creo que pasan esas cosas ni te imaginas el cagado que nos pegamos mi amiga y yo las dos escuchamos lo mismo es donde esta el falcon cortado atrás. De todos modos imposible no pensar el sufrimiento y la tortura que vivió esa gente allí.....
Piel de gallina