Saturday, October 27, 2007

Feliz Cumple, Krasny Oktyabr!!

Los relatos oficiales decretan el 26, pero los primeros soviets fueron bastante laxos haciendo números y así como confudieron la respetable treintena de allegados por millares de campesinos batiendo fragorosos las puertas del Hermitage, quizás el cálculo del 26 (aplicable a algún día de noviembre del calendario gregoriano) fue similarmente al tun-tún.

Para celebrar esta fecha ilustrísima hemos creado un altar:


Komrad Stalin supo escapar inadvertido de una papelería de Moscú, escondido dentro del cuadernito protagonizado por komrad Lenin (izq.) Abajo, la jabonera del Sovietskaya, hotelito peter-burgués donde paramos con Max y una estoniana pelirroja que trabajaba para la CIA. De fondo, la obra completa de Vladimir Nabokov, a modo de paredón de fusilamiento. (La goma de borrar en forma de Estado de Israel es pura coincidencia.)

También compré shampoo herbal, cigarrillos Troika (feos, onda Parliament) y otro cuadernito de merchandising bolschevik que me valió las miradas desconfiadas de mis amigos moscovitas:


Mi secuela favorita de Octubre Rojo: la fábrica de chocolates Octubre Rojo!!


Bombones exquisitos, envoltorios del Imperio.

Thursday, October 25, 2007

Wednesday, October 24, 2007

Cavendish: átomos, poemas, haute couture


Ésta es Lady Margaret, la Duquesa de Newcastle. Y debajo, el poema inagural de su libro de poemas sobre átomos, de 1653. Pienso en los ejércitos de Gigas de Ludwig, las ventajas de la base 2 para componer comunicaciones entre guerreros que señaló EK ici; todo esto hace un zizeo de fondo muy estimulante, mientras traduzco a la Cavendish. No puedo hablar de ella aún porque estamos demasidado cerca, en comunión permanente.

Cuando la invitaron a la Royal Society de Londres, la Cavendish atravesó las naves con un vestido de cola de varios metros. Iba escoltada por seis damas, a cargo de lidiar con los metros púrpuras de la cola del vestido: una bride avanzando hacia el altar de la Ciencia. No sé de qué color era el vestido, pero la imagino en silencio y la veo púrpura.

Celosa, una tal Dorothy Osborne le escribió a Sir William Temple (1652-1654) ubicando en un mismo círculo de horror el vestido y el libro de poemas cavendishiano. "And first let me ask you if you have seen a book of Poems newly come out, made by Lady Newcastle. . . . for god sake if you meet with it send it me, they say 'tis ten times more extravagant than her dress!!!" (Y viste que salió un libro de poemas, de Lady Newcastle... ay plis si lo ves mandámeló, dicen que es diez veces más chiflado que su ropa!!)

El día de la visita de Margaret, el lineup de experimentos de la Royal Society incluyó
1. disolver un cordero en ácido sulfúrico;
2. la demostración del poder de un imán de 6 libras;
3. Robert Boyle explicando su teoría de colores;
4. Robert Hooke exhibiendo su microscopio.
Margaret no abrió la boca en toda la sesión. También pesaron aire con una máquina como ésta:


A world made of Atomes es el primero de los Atomic Poems de Cavendish, publicados en Londres en 1653. Ayer le puse música y lo grabé, pero auch! no consigo subirlo.

SMall Atomes of themselves a World may make,
As being subtle, and of every shape:
And as they dance about, fit places finde,
Such Formes as best agree, make every kinde.
For when we build a house of Bricke, and Stone,
[5]We lay them even, every one by one:
And when we finde a gap that's big, or small,
We seeke out Stones, to fit that place withall.
For when not fit, too big, or little be,
They fall away, and cannot stay at sight. [10]


Saturday, October 20, 2007

¿Cómo embestir humanos?

En la historia militar griega, el arte de la guerra depende únicamente de la gramática empleada. Atrás en los pabellones del tiempo, y viceversa en haces futuros, syntagma se denominaron las formaciones guerreras de 256 hombres en el siglo IV antes de Cristo.



Entre los grupos de guerreros, una tetrarchia agrupaba 64 hombres; una taxiarchia , 128; una syntagma, 256 hombres, y cuatro syntagmas componían una chiliarchia, un total de 1024 hombres. Los syntagmas prevalecieron primero como un grupo de manejo más cómodo (como las centurias en la armada romana después de las reformas de Marius) y, en combinación con las nuevas tácticas y armas diseñadas por el pélida Philipo de Macedonia (notablemente, el uso de sarissas, espigas largas con terminaciones en bronce en ambos extremos, uno que hiere y otro que equilibra), prevalecieron atrozmente sobre la élite guerrera de más prestigio en el mundo antiguo: la primera y única formación militar inspirada en un diálogo platónico (Plutarco cita de manera explícita el discurso de Fedro en el Symposium), vencedora de la batalla más importante que enfrentara a griegos contra griegos en Leuctra, según Pausanias: La Armada Sagrada de Tebas.

A partir de esa derrota, un cambio crucial operó en la forma en la que se concebía la guerra.

(*)

La élite guerrera de la Armada Sagrada de Tebas estaba formada por 150 parejas de homosexuales guerreros. De las conversaciones y el flirting del banquete ambientado por Platón donde habla Fedro, se desprende que un guerrero homosexual era preferible a uno que no lo era, porque luchar junto a quien se ama era un incentivo para el despliegue del coraje y las virtudes de la guerra. Luego de la derrota de Chaeronea (338, BC), cuando los syntagmas de Philipo II de Macedonia aplastaron a los bravos dúos de homosexuales tebanos, el pensamiento de la guerra tal como había sido ideado por Philipo prevaleció, y la teoría de la guerra popularizada por el autor de la República fue reducida a cenizas junto con las piras últimas donde yacieron los valientes sodomitas.

Philipo había entrenado a sus hombres para componer una bestia única y letal; a diferencia del combate donde la posibilidad del honor acentuaba (en teoría) el coraje y la fuerza individual de los guerreros, el modelo macedonio implicaba componer, con grupos de hombres a pie, arqueros, caballería y armas de asedio, un solo cuerpo; en rigor, una sola mano, sobre la cual se superponían nuevas manos de un cuerpo monstruoso hecho de legionarios, falages implacables cerrándose sobre el cuello enemigo. Desde entonces, la pederastia militar griega fue reemplazada definitivamente por una teoría de la guerra que busca resurgir el instinto de la manada perdida: imitar el estilo del predador supremo, la bestia hecha de miles de hombres. Dejó de ser una ocupación part-time ya que, para conjurarse numéricamente en un solo cuerpo (para pasar de la masa a la sustancia), los guerreros debían pasar mucho tiempo preparando la batalla junto a sus compañeros.

Que todas fueran potencias de 2 excita el apetito formal de los lectores de historia, que ven en los syntagmas macedonios un hito de la técnica transformatoria de los hombres en bestias, perfeccionado más tarde por el pacto multitudinario del Estado, en la república (donde el pacto de conquista es fundamental a la relación política de protección y obediencia).

(*) Evzones -cuerpo de elite- en Plaza Syntagma, Atenas.

Friday, October 19, 2007

Syllogistic Verse

All war is based in deception (cfr. Sun Tzu, The Art of War.)

Definition of deception: the practice of deliberately making somebody believe things that are not true. An act, a trick or device intended to deceive somebody.

Thus, all war is based in metaphor.

All war necessarily perfects itself in poetry.

Poetry (since indefinable) is the sense of seduction.

Therefore, all war is the storytelling of seduction

and seduction is the nature of war.

Wednesday, October 17, 2007

When I am laid in earth -Dido's Lament

para Lady Stef



Thy hand, belinda, darkness shades me.
On thy bosom let me rest.
More I would, but death invades me.
Death is now a welcome guest.

When I am laid in earth, may my wrongs create
No trouble in thy breast.
Remember me, but ah! forget my fate.

El Monstruo Marino


El rey de los frontispicios es, creo, el capítulo final de una lenta metamorfosis.

El Catalogue de Engraved and Etched English Title-Pages de Forbes Johnson señala al autor como desconocido; fuera de la Inglaterra de los 30s, se sabe que fue Abraham Bosse(graveur hugonote formidable, ilustrador de tratados de óptica, fábulas de Esopo, teórico del arte francés y responsable de las primeras Vogue renacentistas de Francia) quien realizó el grabado para la primera edición inglesa de 1651 de Leviatán con la colaboración de Hobbes, exiliado voluntariamente en Francia. Leviatán, “el monstruo inconquistable de las aguas”, arrastraba consigo una sólida reputación de monstruo marino confutable en Job, Salmos e Isaías entre los semitas iniciales; en los comentarios al Génesis de Rashi del siglo XII, para explicar la frase “Y dios creó los grandes monstruos del mar” se le acredita comerse a la ballena que comió a Jasón, y en himnos de Kalir usar los dientes para morderse la cola como Ouroboros, la serpiente no maldita; ser un cocodrilo; haber sido creado en pareja con una Leviatán hembra en el 5to día (muerta luego para evitar que poblasen la tierra de mostruos); estar sentado en la última cena del fin del mundo, cuando será cortado en pedazos por Dios en persona quien distribuirá gazebos "de su piel exquisita" para proteger a los justos.

Publicitado como una clase bíblica de reptil, Leviatán es aceptado por algunos creacionistas acérrimos como la prueba de la coexistencia de los dinosaurios y los 5 libros del Pentateuco.

Desde 1651, año de la intervención hobbesiana en la trayectoria del monstruo, Leviatán 1. tiene el atributo cristiano de tener rostro, 2. es un hombre hecho de hombres.

No sólo está hecho de hombres: los hombres parecen mirar hacia él: es una multitud de espaldas, contemplando el triángulo que se forma entre el cetro, la corona y la espada (en sugestiva señal de la cruz). Arriba, la cita de Job, su tagline: No existe poder mayor que éste sobre la tierra (Non est potestas super terram quae comparetur ei). Lleva el bigotito en boga, y un leve aire (narinas categóricas, cejas depiladas) a Descartes:

Saturday, October 13, 2007

Rucci vive!

Estos son algunos looks de su última colección pret-a-porter presentada en el Palais de Tokio, París:



Algunas de sus búsquedas más arriesgadas (donde Rucci se separa de las conjeturas estilísticas de las señoras que almuerzan, el grueso GCU de su público) contienen referencias ideológicas. El uso de la piel de gorila, los toques pro-chinos y la evocación de las plumas destrozadas del angel caído (derecha, abajo) parecen acercarlo al “todo vale” popularizado por John Galliano:



Atrás quedaron los tiempos donde el nombre Rucci era otra hipóstasis de “Galletita Express”. Exiliado en París como tantos otros hombres de su tiempo, Rucci no se contentó jamás con el look polera existencialista, Galouises y bigote que prolifera jerga revolucionaria de sus contemporáneos. Fue a por más. La suya es una revolución serena, estilística, aplaudida por un gineceo de mediana edad que disfruta de las formas clásicas y el lujo en la manufactura.

Chapeau, Monsieur Rucci!!!

Friday, October 12, 2007

Richard Tertius and the Ring

[Richard] no se parecía en nada a la caricatura que su mezquino sucesor ofreció al mundo tras su muerte. No siquiera era jorobado; tenía un hombro algo más alto que el otro, efecto probable del furioso manejo de la espada por parte de alguien de constitución frágil y delicada. No fue un monstruo sanguinario, y muchos de los hombres que ejecutó se lo tenían más que merecido: ni siquiera ha podido probarse la historia de sus sobrinos [...], sólo la cuentan los mismos que atestiguan que al nacer tenía colmillos y el cuerpo cubierto de pelo. Y aún así es imposible alejar esa nube rojiza de su recuerdo [...]; fuese o no un buen hombre, parece que fue un rey bueno e incluso popular, aunque siempre nos deja una vaga sensación de sufrimiento. Si echaba mano constantemente a la espada y el puñal no era porque su único placer fuera degollar a la gente, sino, probablemente, porque era un hombre nervioso. La suya fue la época de nuestros primeros retratistas [ingleses] y este bello retrato contemporáneo arroja algo de luz al respecto. Nos lo muestra toqueteando, probablemente haciendo girar, un anillo en su dedo, un gesto típico de una personalidad nerviosa que lo mismo podría juguetear con una daga.

Es un rostro de una notable belleza intelectual, pero hay algo en él que apenas puede considerarse bueno o malo, y es la muerte: la muerte de una época, de una gran civilización, de algo que en otro tiempo cantó al sol en los cánticos de san Francisco y que navegó hasta los confines de la tierra en los barcos de la primera cruzada, pero que, hastiado en tiempos de paz, se había vuelto contra sí mismo, mataba a sus propios hermanos, quebrantaba sus propias lealtades, ponía en juego la corona e incluso discutía febrilmente la fe, y que al menos gozaba de un último privilegio: que, de todas sus decandentes virtudes, fuese el valor la última en desaparecer.
Gilbert Keith Chesterton, A Short History of England

En Shakespeare, ennui y fealdad son la combinación mortal, la fórmula psicológica que atrae el futuro del villano Gloucester, cattivo:

Why I, in this weak piping time of peace,
Have no delight to pass away the time
Unless to see my shadow in the sun
And descant about my own deformity.
And therefore, since I cannot prove a lover,
to entertain these fair well-spoken days
I'm determined to prove a villain
and hate the idle pleasures of this time.