Friday, September 2, 2011

Mr Vonnegut, priceless

52 comments:

Sico Pérez said...

Ahora todo tiene sentido; Cenicienta es un modelo prefabricado. Esto podría destrozar a mi sobrinita!!!

nostromo said...

SABIOS DE SODOMA
Roberto Bolaño
Para Celina Manzoni

Es 1972 y puedo ver a V. S. Naipaul paseando por
calles de Buenos Aires. En realidad, a veces pasea y
a veces se dirige a encuentros pactados con antela-
cion a citas concertadas, y entonces su andar es rapi-
do y sus ojos solo ven aquello que le allane el camino
para Ilegar sin mayores problemas al lugar de la entre-
vista que puede ser una casa particular, pero que tam-
bien puede ser un restaurante o una cafeteria, pues
no muchas de las personas que acceden a hablar con él
quieren reunirse en un local publico, como si ese in-
gles ta extraño los intimidara o como si de pronto la
presencia fisica del autor de Miguel Street o de Una
casa para Mr Biswas los retrajera y pensaran: bueno,
me habia imaginado este tipo de encuentro, o: no
era con él con quien pensaba hablar, o: nadie me lo
habia advertido. Y alli esta Naipaul, que da la impre-
sion de no captar mas que los movimientos exteriores,
pero que también capta los movimientos interiores,
aunque luego los traduzca a su manera, a veces arbi-
trariamente, moviéndose por Buenos Aires en el año
1972 y escribiendo mientras se mueve, 0 tal vez solo
deseando la escritura mientras sus piernas se mueven
en esa ciudad extraña, joven aun, cuarenta años, pero
ya con una obra importante a sus espaldas, una obra
que carga a sus espaldas pero que no le impide mo-
verse por Buenos Aires con presteza, sobre todo si tie-
ne que acudir a una cita, el peso de la obra, eso es algo
sobre lo que tendremos que volver, el peso y el orgu-
llo de una obra, el peso y la responsabilidad de una
obra, aquello que no impide que las piernas de Nai-
paul se muevan con agilidad y que su mano se alce y
con un gesto detenga a un taxi, en un momento en
que é1 actua como lo que es, es decir una persona que
llega puntual a sus citas, pero también aquello que
le pesa, el peso de 1a obra, cuando pasea por Buenos Ai-
res, sin citas a las que acudir con puntualidad inglesa
sin compromisos inmediatos, solo caminar por esas
avenidas y calles extrañas, por esa ciudad del hemisfe-
rio sur que se parece tanto a las ciudades del hemis-
ferio norte, y que al mismo tiempo no se parece en
nada, un hoyo, un vacio que de pronto alguien ha
hinchado, una representacion unicamente valida para
los nativos, entonces el peso de la obra sobre su espal-
da se hace efectivo, cansa caminar con ese peso, ago-
tador es molesto, es vergonzoso. /

nostromo said...

continuara...

nostromo said...

Hace muchos años, antes de que Naipaul obtu-
viera el Premio Nobel, pensé en escribir un cuento
que se titularia Sabios de Sodoma y cuyo personaje
principal seria, precisamente, Naipaul, un escritor
que, por otra parte, me parece admirable. El cuento
empezaba en Buenos Aires, ciudad a la que Naipaul
habia llegado para escribir el largo reportaje sobre Eva
Peron recogido en un libro que en España publico, en
1983, la editorial Seix-Barral. En el cuento Naipaul
llegaba a Buenos Aires, creo que era su segunda visita
a la ciudad, y tomaba un taxi, y ahi me quedé atasca-
do, lo que no habla muy bien de mi capacidad de in-
ventiva. En la cabeza tenia otras escenas que no llegué
a escribir. Sobre todo, visitas sociales. Naipaul en la
redaccion de un periodico. Naipaul en la redaccion de
otro periodico. Naipaul en casa de un escritor com-
prometido. Naipaul en casa de una escritora de la al-
ta burguesia. Naipaul haciendo llamadas telefonicas,
volviendo tarde a su hotel, desvelado, tomando notas,
disciplinado. Naipaul observando a la gente. Sentado
en una silla alrededor de una mesa en una conocida
cafeteria tratando de no perderse una sola palabra.
Naipaul en casa de Borges. Naipaul regresando a In-
glaterra y revisando sus notas. E1 seguimiento, sucin-
to pero no carente de interés, de una serie de aconte-
cimientos: la eleccion del hombre de Peron, el regreso
de Peron, la eleccion de Peron, los primeros sintomas
de enfrentamiento en el interior del peronismo, las
bandas armadas de la derecha, los montoneros, la

muerte de Peron, la presidencia de su viuda, el inefa—
ble Lopez Rega, la actitud del ejército, el recrudeci-
miento del enfrentamiento entre el ala derecha y la iz•-
quierda del peronismo, el golpe de Estado, la guerra
sucia, las matanzas. Puede que me equivoque en el or-
den. Tal vez Naipaul cierra su cronica antes del golpe
de Estado, probablemente publico el texto antes de
que se supiera el numero de los desaparecidos, antes
de que se confirmara la magnitud del mal. En mi
cuento, simplemente, Naipaul recorria las calles de
Buenos Aires y, de alguna manera, presentia el infier-
no que se cernia sobre la ciudad. En este aspecto su
cronica era una profecia modesta, menor, que no lle
gaba a la profecia de Abaddon el exterminador de Sa
bato, pero que, vista con buena voluntad, pertenecia
a la misma Familia, la Familia de las obras nihilistas e
inmovilizadas por el horror.

No Such User said...

Gracias Nostromo, es una linda idea... Quizás, ese final resumiría qua alegoría lo poco impresionado que estaba VSN con las guerrillas locales y su lucha. En esa serie de reportajes a Naipaul lo asombraba que fueran los hijos de la burguesía que mataran a la burguesía; que la rebelión familiar más ordinaria alcanzara una proyección política extraordinaria. Le llamaba la atención la obsesión del argentino con la sodomía y llegó a vincularla con el culto religioso a Eva... leíste la biografía de Peter French? Es interesante, cuenta un poco cómo su amante argentina lo introduce en el gusto (en el caso de VSN, siempre viene con desprecio) por el país.

nostromo said...

Cuando digo <<inmovili—
zado por el horror» no lo digo en un sentido peyora-
tivo sino literal. Pienso en los niños que se quedan in—
moviles ante el asalto del horror imprevisto, incapaces
hasta de cerrar los ojos. Pienso en las niñas a las que
les da un ataque al corazon y mueren antes de que el
violador termine su tarea. Algunos artistas de la escri-
tura son como esos niños y niñas. En mi cuento, pese
a si mismo, Naipaul era asi.. Tenia los ojos abiertos y
la lucidez que suele caracterizarlo. Tenia algo que los
españoles llaman mala leche y que sirve de antidoto
para combatir los embates de la canalla sentimental.
Pero también captaba, o sus antenas captaban, la esta-
tica del infierno en las noches callejeadas de Buenos
Aires. El problema era que ignoraba como descifrar

ese lenguaje y eso es algo que suele desconcertar a cier-
tos escritores, a ciertos artistas de la escritura. La vi-
sion que Naipaul tiene de Argentina no puede ser me-
nos favorecedora. Conforme pasan los dias el pais, y
no solo la ciudad, se le hace mas insufrible, mas inso-
portable. Uno diria que con cada nueva persona que
conoce, con cada visita que hace, se acrecienta su ma-
lestar con respecto al lugar en donde se encuentra. En
mi cuento, creo, Naipaul se citaba con Bioy en el club
de tenis al que Bioy solia acudir, aunque ya no para
jugar al tenis sino para tomar un vermuth y conversar
con los amigos y tomar el sol, y tanto Bioy como los
amigos de Bioy y el club de tenis le parecian a Naipaul
un monumento vivo a la estupidez humana, una per-
formance de la cretinizacion de todo un pais. La mis-
ma impresion sacaba de sus contactos con periodistas
o politicos o sindicalistas. Por las noches, mientras
dormia después de cada jornada agotadora, Naipaul
soñaba con Buenos Aires y con la pampa, de hecho so-
ñaba con Argentina, con toda Argentina, y los sueños
indefectiblemente se transformaban en pesadillas. No
es que los argentinos sean excesivamente apreciados
en el resto de Latinoamérica, pero puedo asegurar que
ningun escritor latinoamericano ha escrito paginas
mas demoledoramente criticas que las que Naipaul
escribio. Ni siquiera los chilenos han escrito nada
semejante. Una vez, mientras charlaba con Rodrigo
Fresan, le pregunté qué le parecia el texto de Nai-
paul. Fresan, que conoce como nadie la literatura en
lengua inglesa, apenas recordaba la cronica de Nai-
paul, pese a que éste se cuenta entre sus autores favo-
ritos.

nostromo said...

Gracias,pero el cuento de Bolaños Sigue...
Al terminar de enviarselo le comentare de donde saco Sir Vidia este tema y porque Roberto se equivoco en su apreciaciòn

nostromo said...

. En fin, Naipaul escucha y transcribe sus impre-
siones y, sobre todo, camina por Buenos Aires. Y de
pronto, sin que el lector de su cronica esté avisado,
empieza a hablar de sodomia. La sodomia como una
costumbre argentina. Una practica que no se limita a
las relaciones homosexuales, de hecho, ahora que lo
pienso no recuerdo que Naipaul mencione la homo-
sexualidad. El habla de relaciones heterosexuales. Uno
imagina a Naipaul sentado en la silla mas anonima del
bar (incluso puede que de la pulperia, si a eso vamos)
escuchando conversaciones de periodistas, que prime-
ro hablan de politica, el pais se encamina confiada y
alegremente hacia el precipicio, y luego, para aligerar
el animo, de lances sentimentales, de conquistas, de
amantes. Esas amantes sin rostro, sin excepcion, re-
cuerda Naipaul, en algun momento han sido sodomi-
zadas. La tomé por el culo, escribe. Algo que en Eu-
ropa, reflexiona, provocaria verguenza o al menos un
discreto silencio, en los bares de Buenos Aires se vocea
como señal de virilidad, de posesion final, pues si no
le has dado por el culo a tu amante o a tu novia o a tu
esposa, en realidad no la has poseido realmente. Y asi
como la violencia y la inconsciencia en materia politi-
ca le aterran, la costumbre sexual de <<tomarla por el
culo», que implica, segun cree Naipaul, en cierto sen-
tido una violacion, solo puede provocarle repulsion y
desprecio. Un desprecio hacia los argentinos que va
creciendo a medida que avanza el texto. Por supuesto,
de esta nefanda costumbre no se salva nadie, o si', se
salva una sola persona, a quien cita, alguien que, sin el
énfasis de Naipaul, también rechaza la sodomia. Los

demas, en mayor o menor grado, la aceptan y la prac-
ticn o la han practicado, lo que lleva a Naipaul a con-
cluir que Argentina es un pais recalcitrantemente ma-
chista (un machismo que recubre ligeramente una
puesta en escena de sangre y de muerte) y que Peron,
en ese infierno de hombres sin freno, es el superma-—
cho, y que Evita es la hembra poseida, totalmeme po-
seida. Toda sociedad civilizada, piensa Naipaul, con-
denaria esta practica sexual por aberrante y vejatoria,
menos Argentina. En su texto o tal vez en mi cuento,
el vértigo que acomete a Naipaul es cada vez mayor.
Sus paseos se convierten en interminables singladuras
de sonambulo. Su estomago se debilita. Diriase que la
sola presencia fisica de esos argentinos que visita y que
le hablan le produce una nausea que a duras penas
puede contener. Busca explicaciones. La que le parece
mas logica es achacar la aficion nefanda al origen de
los argentinos, tierra de emigrantes cuyos abuelos fue-
ron campesinos depauperados de España e Italia.

nostromo said...

Los campesinos españoles e italianos, de costumbres bar-
baras, traen a la pampa no solo su miseria sino tam-
bién sus costumbres sexuales, entre las que esta la so-
domia. Esta explicacion parece satisfacerlo. De hecho,
es tan evidente que la da por buena sin pensarselo
mucho. Recuerdo que cuando lei el parrafo en donde
Naipaul expone lo que cree que es el origen de las cos-
tumbres sodomiticas argentinas, quedé un poco sor-
prendido. La explicacion, ademas de inconsistente,
carecia de fundamentos historicos o sociales. Qué sa-
bia Naipaul acerca de las costumbres sexuales de los
labriegos y terronis espanoles e italianos de los ultimos
cincuenta años del siglo XIX y de los primeros veinti—
cinco años del siglo XX? Tal vez, en sus correrias por
los bares de Corrientes, a altas horas de la noche, 0yo
a un periodista deportivo contar las hazañas sexuales
de su abuelo o bisabuelo, que se follaba a las 0vejas en
las noches de Sicilia o de Asturias. Puede ser. En mi
cuento Naipaul cierra los ojos y, en efecto, se imagina
a un pastorcillo meridional follandose a una oveja o a
una cabra. Después, el pastorcillo acaricia a la cabra y
se duerme. Bajo la luna el pastorcillo sueña: se ve a si
mismo, muchos años después, con muchos mas kilos
y centimetros, dueño de un gran bigote, casado y con
numerosos hijos, los varones trabajando en el campo,
con el rebaño que ha crecido (o menguado), las hem-
bras trabajando en la casa o en el huerto, sometidas a
sus tocamientos y a los tocamientos de sus hermanos,
y su mujer, reina y esclava, sodomizada cada noche,
tomada por el culo, estampa admirable que corres—
ponde mas a los deseos erotico-bucolicos de un por—
n6grafo francés del siglo XIX que a la cruda realidad,
que tiene cara de perro castrado. no digo que no se
practicara la sodomia en los buenos matrimonios
campesinos de Sicilia y Valencia, pero no con la asi-
duidad de una costumbre destinada a perdurar allen-
de los mares. Si los emigrantes de Naipaul hubieran
provenido de Grecia, bueno, nos lo podriarnos pensar
dos veces. Es posible que con un general Peronidis
Argentina hubiera salido ganando. No mucho, solo
un poquito, pero algo es algo. Ay, si los argentinos ha-
blaran domotico. Un demotico Porteño, a medias in-
fluido por el lunfardo del Pireo y de Salonica. Con un
gaucho Fierrescopulos, copia feliz de Ulises, y con un
Macedonio Hernandikis arreglando El martillazo lim-
pio el lecho de Procusto. Pero, para bien o para mal,
Argentina es lo que es y viene de donde viene, que es,
sépanlo, de todo el mundo, menos de Paris

nostromo said...

El misterio de Naipaul y sus cronicas que usted recuerda,consiste en que como dice Bolaños nadie en Argentina de Fresan para abajo(o para arriba) recuerda o conoce o cita.Creo que es un texto ejemplar,en especial si consideramos que se trata de la mirada sesgada de un viajero, que deberia distribuirse en las escuelas porque es una magnifica radiografia del Pais en aquellos años.Si leemos con atencion veremos que pueden aplicarse conclusiones de Naipaul en los años 70 a la Argentina actual sin mucho riesgo.Quizas este texto se ocultò deliberadamente como la correspondencia de Lawrence Durrel a Henry Miller desde Cordoba.En cuanto al vicio Nefando que asombra a Bolaño,es asi,como Usted dice,Margaret (Smith de soltera) como relata French introduce al pequeño Hindu Caribeño en esta pràcticas equivocas que terminan agradandole quizas porque permanecia un poco inocente a esas alturas,o quizas las cartas de Celine(a quien admira)recomenando a sus amigas estas practicas.Roberto se equivoca en pensar que Naipaul se horrorizaba.
Quizas ahora Pierre Woodman se haya echo tan famoso y millonario como propagandista de esta mala costumbre pagando mil euros a bellisimas y pobres chicas del Este de Europa porque confunde el Sadismo Mercantil con algo en era un simple metodo brutal de control de la natalidad de los pueblos mediterraneos y que sabemos que no produce placer exactamente,pero al pùblico le agrada y a los Argentinos los vuelve locos.

nostromo said...

Fijese en Elena Garro,le interesarà esta mujer.Tambien busque a Erri De Lucca para aproximarse a la violencia politica de los 70.Hoy descubrì que es una escritora famosa y comprè su libro(Casa del Libro,Gran Via 19 Euros)Controle a su editor en las liquidaciones.Por lo que he leido(terraza del Comercial)su apuesta es muy fuerte,logrado el exito inicial,tendrà que lidiar toda su vida con el odio de los hijos de las victimas.Controle.(el tono es paternal)

nostromo said...

Usted verà que en las revoluciones los lideres siempre provienen de la Clase a demoler.Las que tienen un origen en los verdaderos Esclavos como Espartaco o Pancho Villa suelen fracasar.Esto no invalida la dimension Epica del esfuerzo,de la autoinmolaciòn,del sacrifico,es decir del ritual en la creaciòn del mito.

nostromo said...

Mire ustè.
Estas chicas ayudaran en su busqueda de sostèn para sus tesis sobre la violencia politica.Una de ellas sobrevivio a la Esma.Le gustaran.



http://www.denisenajmanovich.com.ar/htmls/0800_travesias/index_palabras.php?p=etica

No Such User said...

Muchas gracias, Nostromo, es usted un visitante singularísimo.

nostromo said...

Mucha grazias.
Espero que siga mis humildes consejos,depuè de Erri De Lucca y Elena Garro(ya sabrà a estas altura que fue amante de Adolfito)* y las chicas del Nacional Buenos Aires,fijese que Houllebec(conocì las noches del Bois y Cap de Agde y las fiestas swing antes que el las usara en Las Particulas,es decir hablo con propiedad)copia todos sus temas del gran Gerald Lauzier que comenzo en sus famosos Comics de Tranches du Vie con esta demolicion de los mitos de izquierdas,derechas y yuppies y con los efectos de las practicas libertinas en las fragiles cerebros laxos de lo modelnos.En una de sus mas logradas tiras(le enviarè un archivo escaneado del comic un dia de estos)Un militante Chino-de China-no un vulgar Maoista de Paris sufre horrores por no poder consumar la posesion del divino boton dorado de su esposa fanatica responsable de celula.Es una de las obras maestras del siglo XX. A usted le hara mucha gracia.
En otro orden.
Si luego de que lea mis recomendados desea acceder a autores secretos le enviare la obras de un iniciado en serio que la ocupara por años...bisiestos
*No esta claro que Silvina se acostara alguna vez con la fràgil Alejandra.Esta claro que la abandono de mala manera.Segùn mis investigaciones es mas seguro que fuera la madre de Bioy quien inicio a una Joven Silvina en the Shappic Games

nostromo said...

Anoche cene en Tras o Montes con una amiga editora de vasta experiencia.Hablamos de su novela y de Usted.El Bacalao Dorado no estaba muy crujiente,el Vinho Verde de Santarem en cambio cumplia sus obligaciones sin excederse(esta clase de comentarios son demodee?)Mi amiga cree como yo que le espera un gran futuro despues de esta primera Novela.Ella tiene una mirada Española(de Mercado)y sabe que su prosa tiene lo necesario para cierto pùblico.Yo estuve pensando en llevarle a Buenos Aires un par de sus adorados zapatos fetiches de Londres.
Pero quizas piense mal.
Seria un desagravio por lo que le hizo Peyrou.Un envidioso mas.Usted cree que merece ser desagraviada?
Es todo tan confuso en estos tiempos.
Conprobo la hazañas del hombre gordito y pelado que asiste a Cannes?

nostromo said...

Camisa de franela a cuadros, zapatillas de senderismo: se nota enseguida que, en la sede parisina de la editorial Gallimard, Erri De Luca se encuentra como un pez fuera del agua. Entre agregadas de prensa contoneándose por los pasillos y efluvios de Chanel, este escritor “en italiano” –como prefiere definirse–, aunque muy napolitano por carácter y origen, se muestra como es. Un montaraz. Tras las huellas de Nives, recién publicado en España en la editorial Siruela, relata su experiencia en el Himalaya acompañando a la célebre escaladora italiana, Nives Meroi. Este hombre de aire “campesino” que vive desde hace tiempo en las afueras de Roma es, sobre todo, una persona cuya trayectoria no puede ser más inverosímil y cuyos trazos parecen vertidos en su propia fisonomía: “A los 18 años –rondaba 1968– me vi inmerso en una generación de insubordinados, de rebeldes, y la seguí hasta que no dio para más, hasta su disolución”. No en vano, De Luca fue miembro activo de Lotta Continua “durante unos doce años”, obrero durante otros veinte y, por último, “de casualidad”, escritor desde 1989, cuando publicó su Aquí no, ahora no (Editorial Akal), viaje sin maquillajes por su infancia napolitana.
“La Divinidad nunca dijo que parirían con dolor”

“Durante todo este tiempo me he abandonado a cosas divertidas, extrañas. Como estudiar el hebreo antiguo y traducir algunos libros de la Biblia”, explica quien se define “no tanto como ‘ateo’, sino como ‘no creyente”. Para el autor de Comme une langue au palais, un breviario de escritos sobre las Sagradas Escrituras aparecido en Francia, “es menester regresar al significado literal de sus términos. Según la mayoría de las traducciones, la divinidad le habría dicho a Eva que ‘pariría con dolor’. Pues bien” –salta De Luca– “el término usado en la Biblia no es ‘dolor’; la prueba es que en los otros cinco extractos en los que aparece el término en hebreo las traducciones oficiales eligen otro vocablo. Es sólo en ese pasaje de la Biblia en el que se pretende subrayar la intención por parte de la divinidad de castigar a la mujer”.

nostromo said...

Hola Mistress!
Sirviò esta introduccion a Erri De Lucca? Le recuerdo que No me ha respondido a ninguna pregunta ni sugerencia edificante que le he hecho.Sufro porque me trata solamente de "singular" sin Strapp On.Que serà de mi y mis inseguridades ante tamaña indiferencia.Podrè volver a meditar en Horcher a traves del brillo y los reflejos ambarinos de un Vega Sicilia sobre la inmortalidad del Ser y el rio en que nunca deberiamos habernos bañado?Volveran a soñar mis androides con ovejas azules?

nostromo said...

...Lo mismo pasa con la Torre de Babel: “Lo que arroja la divinidad es un don, no un castigo, pues con la diversidad lingüística, los hombres, concentrados entonces en un solo punto –y por lo tanto muy vulnerables-, terminaron por esparcirse sobre toda la superficie de la Tierra. Es lo que ha salvado a la Humanidad de su extinción”, concluye este políglota que, a parte de italiano, habla también francés, inglés, hebreo antiguo, yiddish, ruso, kiswahili y, por supuesto, napolitano. ¿Qué diferencia a todas estas lenguas? “Sólo existe una diferencia entre el napolitano y todas las demás: por lo general, los idiomas sirven para explicarse, para comunicar…, sin embargo, el napolitano se usa para cantar, litigar o ir con prisas.

“¿Europa? Un gran supermercado. Me siento más cerca de un libanés que de un alemán”

nostromo said...

Un ávido lector de la Biblia como De Luca, lo será también del Corán, tan de moda hoy, ¿no? “Pues no”, contesta con sorprendente candidez. “Yo soy de este lado del Mediterráneo, de esta ribera monoteísta y judeocristiana.” ¿Y considera que Europa se reduce a un club cristiano? “Europa no sé muy bien lo que es”, ataja, “por ahora sé que es un enorme supermercado que ha unificado su moneda y sus políticas. Me siento más bien uno del Mediterráneo. Sé de qué está hecha una casa de pescadores de Túnez o de Marsella. Entiendo que el Mediterráneo no es ni podrá ser nunca una expresión política, pero es que me siento mucho más cerca de un marroquí o un libanés que de un escandinavo o un alemán”. Palabras que no sorprenden, venidas de quien se define como “napolide” –oportuna conjunción de los términos “napolitano” y “apolide” (que significa apátrida en el país de la bota)-. De hecho, Napolide es también otro libro que De Luca acaba de “regalar” -como suele hacer a menudo- a un modesto editor (Dante & Descartes, 2005). Sin embargo, su relación con la mediterránea Nápoles no deja de ser compleja. “Me arranqué de Nápoles como quien se arranca una muela: de raíz, pero sin poder replantarla en ningún otro lugar. A esa ciudad voy, pero no regreso.”
¿Luchar contra la Camorra? “No tengo lecciones que dar”

nostromo said...

Nápoles. Una ciudad sobre la que se han dirigido todos los focos mediáticos recién debido a la sangrienta lucha contra la Camorra. Un universo que el jovencísimo escritor Roberto Saviano trata en su reciente libro, Gomorra, y que De Luca define como “un fotograma muy bien encuadrado por parte de alguien que conoce desde el interior el funcionamiento de la máquina económica que es la Camorra. Aunque lo que cuente quede caduco un mes más tarde de salir a la luz, lo que pone en peligro a Saviano, su mérito, es”, prosigue De Luca, “su exposición personal y física frente a los capos de la Camorra”. ¿Por qué De Luca nunca se ha comprometido contra ella? “En la literatura no hay porqué introducir el compromiso; en caso contrario, se vuelve insustancial”, explica de golpe, ayudándose con gestos de significado ancestral. “Y además resulta que yo no vivo en Nápoles.” Deja suceder un largo silencio durante el que asoma cierto punto de turbación en su gesto, antes de regresar a la explicación, cavilada ya, con las manos recogidas, con compostura: “No soy maestro de nadie; no tengo nada que enseñar a nadie. Soy alguien que cuenta historias y punto”.
Aquellas sirenas de alarma en el Belgrado del 99

Sin embargo, la vida de De Luca está repleta de militancias: “Eso de convertirse en conductor de convoy humanitario en Bosnia, así, de pronto, no le sucede a mucha gente…”, cabe sugerirle. “¡Qué va!, le sucedía a mucha gente”, rebate. “Yo no soy una persona comprometida. Soy más bien alguien que a veces se ha unido a ciertos condenados compromisos.” Compromisos que luego le conducirían, en 1999, al Belgrado bombardeado: “Considero los bombardeos el acto terrorista por antonomasia. Así que para expresarme en contra de aquel acto, perpetrado por la OTAN y mi propio país, me pasé al otro lado. Allí conocí las sirenas de alarma de las que me hablaba mi madre, cuando sufrió los bombardeos de los aliados sobre Nápoles durante la Guerra Mundial (que cuenta en su libro Morso di luna nuova, 2005). En Belgrado decidí no guarecerme en los refugios antibombardeo. Para eso me hubiera quedado en casa”.

nostromo said...

Y que hare con este par de zapatos fetiches?Se los llevo a Beatriz Sarlo?Le quedaran bien a Josefina Ludmer?

nostromo said...

“Militancias” a las que De Luca se ve atado sin solución. “Nosotros, los del sesenta y ocho, expusimos nuestra juventud en las plazas públicas. En otros tiempos, la juventud se echaba a perder en las guerras. Ahora, la juventud no sabe qué hacer de sí misma. El reto para un joven es resistir a desperdiciarse, dándole a la vez un sentido a su propia juventud. Ustedes, con vuestro nuevo diario, tenéis algo que os permite asegurar que no estáis desperdiciando vuestra juventud. Ahora bien, creo que vuestra condición es bastante excepcional”. “Sin embargo, ya se han ido de Erasmus un millón y medio de estudiantes”, cabe rebatir. “Eso querrá decir, entonces, que le corresponde a vuestra generacion

nostromo said...

Ustè conoze a Helmut Newton?

nostromo said...

Version Inglesa:

Maithuna

My eyes discover you
naked
and cover you
with a warm rain
of glances.

A cage of sounds
open
to the morning
whiter
than your thighs
at night
your laughter
and even more your foliage
your blouse of the moon
as you leap from bed

Sifted light
the singing spiral
reals-in whiteness
Chiasm

planted in a chasm.

My day
exploded
in your night
Your cry
leaps in pieces
Night
spreads
your body
washing under
your bodies
knot
Your body once again.

Vertical hour
drought
spins its flashing wheels
Garden of knives
feast of deceit
Through these reverberations
you enter
unscathed
the river of my hands.

Quicker than fever
you swim in the darkness
your shadow clearer
between caresses
your body blacker
You leap
to the bank of the improbable
toboggans of how when because yes
Your laughter burns your clothes
your laughter
wets my forehead my eyes my reasons
Your body burns your shadow
You swing on the trapeze of fear
the terrors of your childhood
watch me
from your cliffhanging eyes
wide-open
making love
at the cliff
Your body clearer
Your shadow blacker
You laugh over your ashes

Burgandy tongue of the flayed sun
tongue that licks your land of sleepless dunes
hair unpinned
tongue of whips
spoken tongues
unfastened on your back
enlaced
on your breasts
writing that writes you
with spurred letters
disowns you
with branded signs
dress that undresses you
writing that dresses you in riddles
writing in which I am buried
Hair unpinned
the great night swift over your body
jar of hot wine
spilled
on the tablest of the law
howling nude and the silent cloud
cluster of snakes
cluster of grapes
trampled
by the cold soles of the moon
rain of hands leaves fingers wind
on your body
on my body on your body
Hair unpinned
foliage of the tree of bones
the tree of aerial roots that drink night from the sun
The tree of flesh The tree of death.

Last night
in your bed
we were three:
the moon you & me.

I open
the lips of your night
damp hollows
unborn
echoes:

whiteness
a rush
of unchained water

To sleep to sleep in you
or even better to wake
to open my eyes
at your center
black white black
white
To be the unsleeping sun
your memory ignites
(and
the memory of me in your memory

And again the sap skywise
rises
(salvia your name
is flame)
Sapling
crackling
(rain
of blazing snow)
My tongue
is there
(Your rose
burns through the snow)
is
now
(I seal your sex)
dawn
from danger drawn

nostromo said...

miércoles 15 de septiembre de 2004
Maithuna

Mis ojos te descubren
Desnuda
Y te cubren
Con una lluvia cálida
De miradas

Una jaula de sonidos
Abierta
En plena mañana
Más blanca
Que tus nalgas
En plena noche
Tu risa
O más bien tu follaje
Tu camisa de luna
Al saltar de la cama
Luz cernida
La espiral cantante
Devana la blancura

Fijeza plantada en un abra

Mi día
En tu noche
Revienta
Tu grito
Salta en pedazos
La noche
Esparce
Tu cuerpo
Resaca
Tus cuerpos
Se anudan
Otra vez tu cuerpo

Hora vertical
La sequía
Mueve sus ruedas espejeantes
Jardín de navajas
Festín de falacias
Por esas reverberaciones
Entras
Ilesa
En el río de mis manos

Más rápida que la fiebre
Nadas en lo oscuro
Tu sombra es más clara
Entre las caricias
Tu cuerpo es más negro
Saltas
A la orilla de lo improbable
Toboganes de cómo cuando porque sí
Tu risa incendia tu ropa
Tu risa
Moja mi frente mis ojos mis razones
Tu cuerpo incendia tu sombra
Te meces en el trapecio del miedo
Los terrores de tu infancia
Me miran
Desde tus ojos de precipicio
Abiertos
En el acto de amor
Sobre el precipicio
Tu cuerpo es más claro
Tu sombra es más negra
Tú ríes sobre tus cenizas

Lengua borgoña de sol flagelado
Lengua que lame tu país de dunas insomnes

Cabellera
Lengua de látigos
Lenguajes
Sobre tu espalda desatados
Entrelazados
Sobre tus senos
Escritura que te escribe
Con letras aguijones
Te niega
Con signos tizones
Vestidura que te desviste
Escritura que te viste de adivinanzas
Escritura en la que me entierro
Cabellera
Gran noche súbita sobre tu cuerpo
Jarra de vino caliente
Derramado
Sobre las tablas de la ley
Nudo de aullidos y nube de silencios
Racimo de culebras
Racimo de uvas
Pisoteadas
Por las heladas plantas de la luna
Lluvia de manos de hojas de dedos de viento
Sobre tu cuerpo
Sobre mi cuerpo sobre tu cuerpo
Cabellera
Follaje del árbol de huesos
El árbol de raíces aéreas que beben noche en el sol
El árbol carnal El árbol mortal

Anoche
En tu cama
Éramos tres:
Tú yo la luna

Abro
Los labios de tu noche
Húmedas oquedades
Ecos
Desnacimientos:
Blancor
Súbito de agua
Desencadenada

Dormir dormir en ti
O mejor despertar
Abrir los ojos
En tu centro
Negro blanco negro
Blanco
Ser sol insomne
Que tu memoria quema
(Y
La memoria de mí en tu memoria

Y nueva nubemente sube
Savia
(Salvia te llamo
Llama)
El tallo
Estalla
(Llueve
Nieve ardiente)
Mi lengua está
Allá
(En la nieve se quema
Tu rosa)
Está
Ya
(Sello tu sexo)
El alba

nostromo said...

Serà esta Poesia decadente?

nostromo said...

"El intelectual fatigado resume las deformidades y los vicios de
un mundo a la deriva. No actúa, padece; si se vuelve hacia la idea
de tolerancia, no encuentra en ella el excitante que necesitaría.
Sólo el terror se lo proporciona, lo mismo que las doctrinas de
las que éste es consecuencia. ¿Qué es su primera víctima? No se
quejará. Sólo le seduce la fuerza que le tritura. Querer ser libre
es querer ser uno mismo; pero él está harto de ser él mismo, de
caminar en lo incierto, de errabundear a través de las verdades.
"Ponedme las cadenas de la ilusión" suspira, mientras se despide
de las peregrinaciones del Conocimiento. De este modo se arrojará
de cabeza en cualquier mitología que le garantice la protección y
la paz de un yugo"

nostromo said...

Fijese despues de tremenda Poesia Amatoria decir:

"El amor es el infinito puesto al alcance de los caniches. ¡Y yo tengo dignidad!"

Sera Cierto?

nostromo said...

Comprendo sus prevenciones,pero puede estar tranquila.Estoy a miles de kilometros de su casa.
Y Solo se trata de un juego intelectual.
Ninguna intencion de seducirla por ningun medio entre otras cosas porque la sabiduria nos coloca en otros planos donde el sexo es un burdo ejercicio miserable.Quizas la Magia Tantrica se lo explique en algun momento.Tambien usted sabe que es la Petite Morte.Por otro lado tengo belleza y estetica al alcance de la mano sin esfuerzos.Dire que en su caso me interesa su mente,aun joven,excesivamente ambiciosa y brillante,pero inexperta igual que sus fantasias soft¿como se accionan estos mecanismos y como luego se tuercen?Asi que dejese de Joder y hagamos este epistolario menos unilateral asi me puedo divertir mejor.Mande un mail dado que tiene la vara del mando en un boton.La vara del mando.Se da cuenta lo que he diho?.La dura vara de la ley.

No Such User said...

Mi apreciado Nostromo, usted parece ser la única razón por la que vale la planea dejar este blog abierto. Acceder a su pedido sería una infamia 2.0 a la que, comprenderá, no puedo suscribir. Se probó los zapatos a ver qué tal le quedan?
saludos de lo más cordiales

nostromo said...

Ciertamente los probe yo,eran de Loboutin,no en mis pies pues mido 1,89 si en lo piecesillos de un delicada ninfa Bielorusa que dice siempre que si(el cuadro que se compuso a lo Helmut Newton fue flamigero)
Ignoraba que me apreciara a tal extremo.
Quizas su Blogs sea demasiado sofisticado para el mercado sudamericano,si hiciera algo como Bestiaria,con sus fotitos etc tendria legion de visitantes.Eso le pasa por jugar con las Orquideas.Ciertamente compre tambien uno arneses con dispositivos ad hoc para reproducir la escena de su novela creyendo que a usted le encantaria el rol incluidas las palmetas.Tambien debo decirle que la boca de Paula Maffia es como dice usted inquietante,sus movimientos con la guitarra a cuestas y la falda acampanada prometen misterios Orficos.
Pero Uste sabe como es esto de la belleza en los estetas.
Ya que no cedera con el mail,al menos diga algo de Erri DeLucca,de Gerald Lauzier,de Elena Garro,de Octavio Paz,en fin...animese

No Such User said...

Comprensión incorrecta. No me preocupa el tráfico de mi blog, simplemente perdí interés en interactuar, y en el blog en general... :) Estoy metida en mi novela. Le agradezco el interés y la amplitud de sus referencias.

nostromo said...

EL DOBLE ROSTRO DE KALI
Alegorizan los jainitas el tiempo bajo la imagen de una
rueda cuyo giro completo se cierra sólo en el curso de dos
cuatrillones de años, para volver, en ese exacto punto, a
comenzar su giro. El viajero occidental fantasea, tal vez,
con la dimensión poética excesiva del hallazgo. No
sospecha que va a sumergirse en un universo en el cual la
irrelevancia del tiempo nada tiene de metáfora literaria.
Luego, desde el redondo tragaluz del avión, el viajero
occidental ve extenderse, allá abajo, y crecer
implacablemente u horizonte abigarrado en el cual la
ciudad no acaba nunca. Desde la perspectiva del avión, las
grandes ciudades indias son así: telarañas en expansión
difusa devorando más allá de cuanto la mirada delimita.
Tal vez, mientras inicia el avión su descenso, el turista
occidental recurre a su bibliografía. Toma de su bolsa de
viaje el libro clásico de Zimmer acerca de los dioses
indios. Se sumerge en la historia de Kali, diosa negra,
cuyo nombre es femenino de la palabra tiempo; también,
origen y aniquilación de toda cosa en el ciclo del fluir
infinito. Allá donde la eternidad impera, la precaria
condición de lo concreto tan sólo puede aparecer como
irrisoria.
Ha aterrizado ya. Supongamos que es Bombay en estación
monzónica eso que se abre al occidental turista cargado
con sus buenas intenciones, su Malraux, su Zimmer, su
Kippling tal vez, y los colores deslumbrantes que en su
memoria pusieron media docena de películas. Cuarenta y
siete grados centígrados y esa tangible certeza de chocar
contra un muro gomoso e hirviente al pisar la pista esa
algo a lo que difícilmente sobrevive ningún bucolismo.

nostromo said...

La

humedad pone en el cuerpo, de inmediato, el tacto
escurridizo de las saunas.
Aeropuerto. Caos. Gentes apelmazando las salidas. Mozos
de cuerda cuya mugre no describe justamente la palabra
mugre. Taxistas en harapos, taxis en hojalata que se
desmigaja. Mujeres jóvenes, arrojando sobre los turistas
arracimados niños mendigos de ojos enormes, manos
extendidas que se aferran a tus ropas como espectros en
una pesadilla exageradamente gótica.
Salir. Lo antes posible. Apenas dejado atrás el polvoriento
parking del aeropuerto, el taxi es tragado en el enjambre
enloquecido de la ciudad. Bombay. Justo al salir del
aeropuerto. El turista occidental puede cerrar los ojos. Es
lo mejor, tal vez. Y evocar sus literarios recuerdos de
Zimmer, de Malraux, de Paz, de Kippling… Si los abre,
verá un muro. Durante algunos kilómetros. Desmoronado
a trozos. A su costado, alojada la miseria en formas para
describir la cual el turista occidental no posee un léxico
adecuado. Gentes guarecidas al costado de ese precario
abrigo, arrinconadas contra ese paredón de escombros en
paralelo al cual corre un regato negro donde sombras
famélicas se lavan chapotean… No, sin duda es mejor que
el turista occidental no vea nada, cierre los ojos, evoque
literarios recuerdos de Octavio Paz, de Malraux, de
Zimmer o de Kippling. Esto de aquí, lo más seguro es que
ni pudiera verlo. O recordarlo luego. Sólo pesadilla.
Si nuestro viajero posee una elegante cultura académica,
tal vez pueda exorcizar a esos fantasmas famélicos que
rondan la ventanilla de su taxi, evocando el
Brahmavaivarta Purana
. “Yo he conocido” _hace decir
allí Brahma a un Indra perdido en la vanidad que implica

el querer completar una obra humana que escape a la
erosión del tiempo_ “la disolución espantosa del
Universo. He visto perecer a todos una y otra vez, al final
de cada ciclo, momento terrible en que cada átomo se
disuelve en las aguas puras y primordiales de la eternidad
de donde han salido originariamente. Así pues, todo
regresa a la finitud insondable y turbulenta del océano
cubierto de absoluta negrura y vacío de todo vestigio de
seres animados. Ah, ¿quién puede calcular los universos
que han desaparecido o las creaciones que han surgido,
una y otra vez, del abismo informe de las aguas inmensas?
¿Quién contar los siglos efímeros del mundo según se van
sucediendo interminablemente? ¿Y quién enumerar los
universos que hay en la infinita inmensidad del espacio,
cada uno con su Brahma, su Visnu y su Siva?”
de absoluta negrura y vacío de todo vestigio de
seres animados. Ah, ¿quién puede calcular los universos
que han desaparecido o las creaciones que han surgido,
una y otra vez, del abismo informe de las aguas inmensas?
¿Quién contar los siglos efímeros del mundo según se van
sucediendo interminablemente? ¿Y quién enumerar los
universos que hay en la infinita inmensidad del espacio,
cada uno con su Brahma, su Visnu y su Siva?”
Nada importa. ¿Para qué hacer nada, por qué sentir
siquiera horror o compasión de nada, si todo se repetirá, al
fin, en ciclos de magnitud impensable? Nada importa.
Morir, menos que nada, pues que el ciclo de las
reencarnaciones continúa, infinito. A ese “juego
transitorio de la vida interminable”, llama la mitología
India, “el desfile de las hormigas”.

nostromo said...

Ay....perzepzion equivodcada que error garrafal de conjeturas digitales muchacha Me alego que este con su novela y siga asi el desafio pendiente con las masas ansiosas de criticarla...debe prepararles una buena lecciòn a la altura de las circusntancias,con mas riesgos claro.
Cuanto mide?

nostromo said...

Esta Mañana tomaba un cafe(una Bica) en el Martinho da Arcada de Lisboa y pensaba en esas mesas que fatigo el gran Ricardo Reis con el Higado farragoso y me llego su imagen muy nitida¿seran todas vigilias las de los ojos abiertos?Tendra No Such User los Ojos Bien Abiertos?

nostromo said...

Comentario
¿Existe algo más desolado que un domingo por la tarde y que ese
domingo sea de agosto y que ese agosto sea de 1950? El domingo 27 de
agosto de 1950 por la tarde en una pensión de la ciudad de Turín, un
poeta italiano de 42 años, Cesare Pavese, se vistió con un traje
oscuro y una camisa blanca, se puso la corbata y se acostó en la
cama sin zapatos, con los pies desnudos, transparentes, como alas
dispuestas a volar. Antes de tomarse dieciséis tubos de somníferos
dejó escrito en la mesilla de noche: 'Perdono a todos y a todos pido
perdón. ¿Está bien? No hagáis demasiados comentarios'. ¿No había en
la pared de aquel cuarto un calendario con una imagen de los mares
del sur? No lo había. Con una imagen de ese calendario Pavese habría
podido seguir viaje a bordo de un velero que navegaba, como él
escribió, por un mar azulísimo, bravío de escualos. En la mesilla de
noche, junto a su despedida de este jodido mundo, había, tal vez,
una carta sellada en una isla del Pacífico llamada Tasmania. Sólo
con el sueño de ese nombre el poeta también pudo haberse salvado.
Ahora en la playa de la Malvarrosa, tomando un ron frente al mar
levantado en pleno invierno evoco aquellos días en que yo jugaba
aquí a pirata malayo y para coronar el vaso releo algún poema de
este suicida. A la derecha, las sombras de grúas del puerto de
Valencia; a la izquierda, la voz de una mujer que llama a una niña
junto a la tapia del balneario azul abandonado; enfrente, en alta
mar, la memoria de aquella yegua que de niño me llevaba en una
tartana a los mares del sur. Aunque el poeta no quería más
comentarios, es posible que se matara porque en ese momento no se
acordaba de las colinas del Piamonte, donde nació, peinadas de
viñedos ni de las muchachas con sombrillas y claros vestidos de
primavera que caminaban por aquellos senderos cuando él era un niño
y le sonreían. Puede que también se hubiera olvidado de si mismo
adolescente tumbado en el prado mordiendo una brizna de hierba
viendo pasar las nubes, mientras sentada a su lado otra muchacha se
arreglaba el pelo con brazos desnudos después del escarceo campestre
de una tarde de verano. Toda la amargura de las algas, que el
reciente temporal ha arrojado a esta playa de la Malvarrosa, combina
muy bien con el fuego del ron. Pasa el camarero, le pido una ración
de aceitunas rellenas y cierro el libro de Pavese. Un último
comentario. Hoy no es un domingo de agosto.

nostromo said...

Esto transforma una acción en un gesto histórico que nunca puede ser
absoluto ni completo como fin en sí mismo, y que, por el contrario, se
encuentra siempre articulado en medio de un complejo dotado de sentido y
orientación por los actos de los predecesores y apuntando al enigmático
reino de aquéllos de allá que aún están por venir. Oscuros son los dos
lados, y se encuentran más acá y más allá de la acción; sus raíces
desaparecen en la penumbra del pasado, sus frutos caen en la tierra de
los herederos... la cual no podrá nunca vislumbrar quien actúa, y que es
todavía nutrida y determinada por estas dos vertientes en las cuales
justamente se fundan su esplendor sin tiempo y su suprema fortuna. Es
esto lo que distingue al héroe y al guerrero respecto al lansquenete y
aventurero: y es el hecho de que el héroe extrae la propia fuerza de
reservas más altas que aquéllas que son meramente personales, y que la
llama ardiente de su acción no corresponde al relámpago ebrio de un
instante, sino al fuego centelleante que funde el futuro con el pasado.
En la grandeza del aventurero hay algo de carnal, una irrupción salvaje,
y en verdad no privada de belleza, en paisajes variopintos... pero en el
héroe se cumple aquello que es fatalmente necesario, fatalmente
condicionado: él es el hombre auténticamente moral, y su significado no
reposa en él mismo únicamente, ni sólo en su día de hoy, sino que es
para todos y para todo tiempo.

nostromo said...

Netamente definido por sus confines, por ríos sagrados, por fértiles
pendientes, por vastos mares: tal es el mundo en el cual la vida de una
estirpe nacional se imprime en el espacio. Fundada en una tradición y
orientada hacia un futuro lejano: así se imprime ella en el tiempo. ¡Ay
de aquél que cercena las propias raíces!... éste se convertirá en un
hombre inútil y un parásito. Negar el pasado significa también renegar
del futuro y desaparecer entre las oleadas fugitivas del presente.

nostromo said...

Y ahora, *ciertas mentes abyectas, devastadas por la inmundicia de
nuestras ciudades, surgen para decir que nuestro nacimiento es un juego
del azar, y que "habríamos podido nacer, perfectamente, franceses lo
mismo que alemanes". Cierto, este argumento vale precisamente para
quienes lo piensan así. Ellos son hombres de la casualidad y del azar.
Les es extraña la fortuna que reside en el sentirse nacido por necesidad
en el interior de un gran destino, y de advertir las tensiones y luchas
de un tal destino como propias, y con ellas crecer o incluso perecer.*
Esas mentalidades siempre surgen cuando la suerte adversa pesa sobre una
comunidad sancionada por los vínculos del crecimiento, y esto es típico
de ellas. (Se reclama aquí la atención sobre la reciente y bastante
apropiada inclinación del intelecto a insinuarse parasitariamente y
nocivamente en la comunidad de sangre, y a falsear en ella la esencia
según el raciocinio... es decir, a través del concepto, a primera vista
correcto, de "comunidad de destino". De la comunidad de destino, sin
embargo, formaría parte también el negro que, sorprendido en Alemania al
inicio de la guerra, fue envuelto en nuestro camino de sufrimiento, en
las tarjetas del pan racionado. Una "comunidad de destino", en este
sentido, se halla constituida por pasajeros de un barco de vapor que se
hunde, muy diversamente de la comunidad de sangre: formada ésta por
hombres de una nave de guerra que desciende hasta el fondo con la
bandera ondeando).

nostromo said...

Para el hombre nacional, en cambio, subsiste un peligro por otro lado
grande: aquél de olvidarse del futuro. Poseer una tradición comporta el
deber de vivir la tradición. La nación no es una casa en la cual cada
generación, como si fuese un nuevo estrato de corales, deba añadir tan
sólo un plano más, o donde, en medio de un espacio predispuesto de una
vez por todas, no sirva otra cosa que continuar existiendo mal o bien.
Un castillo, un palacio burgués, se dirán construidos de una vez y para
siempre. Pronto, sin embargo, una nueva generación, empujada por nuevas
necesidades, ve la obligación de aportar importantes cambios. O por otro
lado la construcción puede acabar ardiendo en un incendio, o terminar
destruida, y entonces un edificio renovado y transformado viene a ser
construido sobre los antiguos cimientos. Cambia la fachada, cada piedra
es sustituida, y todavía, ligada a la estirpe como se encuentra, perdura
un sentido del todo particular: la misma realidad que fue en un
principio. ¿Tal vez puede decirse que incluso tan sólo durante el
Renacimiento o en la edad barroca ha existido una construcción perfecta?
¿Acaso es que entonces se detiene un lenguaje de formas válido para
todos los tiempos? No, pero aquello que ha existido entonces, permanece
de algún modo oculto en lo que existe hoy.

nostromo said...

En Jaipur no dejes de ir al Hotel...

nostromo said...

al Hotel Taj Mahal se entiende...
no te arrepentiras

nostromo said...

tambien si viajaras a India lleva contigo "Un Bàrbaro en Asia"de Henry Michaux y "Nocturno Hindu" de Antonio Tabucchi y por supuesto "India,una civilizacion herida"del querido Naipaul esto te hara mas agradable la estadia

nostromo said...

(París, 1942.)
Una visita
En la tarde fui a ver a Picasso. Una puerta estrecha traía un
papelito que decía “ICI”. Toqué y me abrió un hombre bajito en
overol, era Picasso. Ya lo había conocido una vez, de pasada,
y nuevamente tuve la impresión de estar en presencia de un
mago. Reforzaba esta impresión el sombrerito verde en punta
que portaba.
Platicamos acerca de pintar y escribir a base de recuerdos.
Picasso quiso saber qué paisaje real me había servido de
modelo para los Acantilados de mármol.
Unos cuadros, como una serie de cabezas asimétricas, se me
hicieron monstruosos. En el fondo se trataba de cosas jamás
vistas y aún no nacidas, o de experimentos de alquimia. Traté
de encauzar el tema en esa dirección pero él, quizá
intencionadamente, lo rehuyó. “Hay químicos —dijo— que pasan
toda su vida investigando los elementos que se esconden en un
pedacito de azúcar. Así es conmigo, yo quiero saber qué es el
color”. Luego dijo: “Mis cuadros causarían el mismo efecto si
los envolviera y sellara luego de terminarlos, sin
mostrárselos a nadie. Se trata de manifestaciones de tipo
inmediato”. Y finalmente: “Aquí estamos sentados los dos y
podríamos negociar la paz esta misma tarde. La gente podría
encender las luces en la noche”. (París, 22 de julio de 1942.)

nostromo said...

Veo que no le gusto el post de las ilusiones de la belleza.Hace bien.Se debe ser menos procaz.Usted cree que la carrera literaria conlleva riesgos?Piensa por ejemplo que los que publican con Herralde(el maximo deseo de los escritorzuelos argentinos) lo hacen si pagar un doloroso peaje....Ay si le contara mi niña!

nostromo said...

Para terminar, querría ayudarles a sentir plenamente que el lugar al que he querido conducirles, por poco familiar que a veces haya podido parecerles, es, sin embargo, el punto de encuentro de violencias fundamentales.
He hablado de experiencia mística; no he hablado de poesía. No habría podido hacerlo sin adentrarme más aún en un dédalo intelectual. Todos sentimos lo que es la poesía; nos funda, pero no sabemos hablar de ella. No hablaré de poesía ahora, pero creo tornar más sensible la idea de continuidad que he querido dejar por sentada, y que no puede confundirse hasta el extremo con la del Dios de los teólogos, recordando estos versos de uno de los poetas más violentos: Rimbaud.

Recobrada está.
¿Qué? La eternidad.
Es la mar, que se fue
con el sol.

La poesía lleva al mismo punto que todas las formas del erotismo; a la indistinción, a la confusión de objetos distintos. Nos conduce hacia la eternidad, nos conduce hacia la muerte y, por medio de la muerte, a la continuidad: la poesía es la eternidad. Es la mar, que se fue con el sol.

nostromo said...

Lady Cavendish:No sea Cruel,dejeme al menos la posibilidad de un dialogo asi me divierto un poco con usted,dado que esto es muy unilateral y un poco solitario y dese cuenta que debo saber si Usted cumple mis recomendaciones y lee a los autores que le recomiendo y si su conducta sin zapatos es moralmente aceptables.Dele.Sea Buenita.

nostromo said...

Opera Mundi

Arte, Locura, Sexo, Provocación, Periferia y Creación En el Gran Sueño Universal que Engendra Monstruos El espectáculo de la CULTURA
Search

Home
About
Subscribe
Contact
Log In

noviembre 18, 2009
Carta de Céline a Erika Irrgang
(Papel de cartas
con dirección impresa
98 Rue Lepic)
21 de (junio de 1932)
Querida Erika:
Estoy muy contento de saber que no te va todo tan mal en Breslau —no olvides mi pequeño consejo, “saber bien lo que se quiere”. Es un excelente remedio contra la juventud. Se pierden años y años, a veces la vida entera, a causa de ideas vagas, impulsos confusos y gestiones inútiles. Tú lo tienes todo para triunfar, a pesar de ser pobre, a pesar del estado actual de las cosas, tienes una inteligencia real, viva y profunda, eres bella, eres joven y precoz, eres ardiente y audaz. Debes salir con toda rapidez de la miseria y de la confusión. Sírvete de todas tus armas a la vez, de todas, sexo, teatro, cultura, trabajo. Pero cuida tu salud. Nada de amor sin preservativo, o SI ACASO POR DETRÁS. Cultívate también, elige la literatura o el teatro si es un modo de destacar.

Vigila a los Hitlerianos, pero atención, lee bien los periódicos, no seas perezosa como lo son las mujeres con la política. Lo principal es elegir bien el partido que se va a ganar y lanzarse a fondo en esa dirección. No puedo aconsejarte pues no conozco Alemania. Escríbeme. Me intereso mucho por ti. Iré seguramente a verte a finales de agosto. Estaré en Marsella del 1 al 20 de julio.
Escríbeme allí.

Marsella —Lista de Correos—
(Bouches-du-Rhône)
Francia
Tu broche ha salido de nuevo esta mañana.
Afectuosamente
NOSTROMO

nostromo said...

Todos los días oímos esta frase: nuestro siglo es el siglo de la comunicación. Es un lugar común que, como todos, encierra un equívoco. Los medios modernos de transmisión de las noticias son prodigiosos; lo son mucho menos las formas en que usamos esos medios y la índole de las noticias e informaciones que se transmiten en ellos. Los medios muchas veces manipulan la información y, además, nos inundan con trivialidades. Pero aun sin esos defectos toda comunicación, incluso la directa y sin intermediarios, es equívoca. El diálogo, que es la forma más alta de comunicación que conocemos, siempre es un afrontamiento de alteridades irreductibles. Su carácter contradictorio consiste en que es un intercambio de informaciones concretas y singulares para el que las recibe. Digo verde y aludo a una sensación particular, única e inseparable de un instante, un lugar y un estado psíquico y físico: la luz cayendo sobre la yedra verde esta tarde un poco fría de primavera. Mi interlocutor escucha una serie de sonidos, percibe una situación y vislumbra la idea de verde. ¿Hay posibilidades de comunicación concreta? Sí, aunque el equívoco nunca desaparece del todo. Somos hombres, no ángeles. Los sentidos nos comunican con el mundo y, simultáneamente, nos encierran en nosotros mismos: las sensaciones son subjetivas e indecibles. El pensamiento y el lenguaje son puentes pero, precisamente por serlo, no suprimen la distancia entre nosotros y la realidad exterior. Con esta salvedad, puede decirse que la poesía, la fiesta y el amor son formas de comunicación concreta, es decir, de comunión. Nueva dificultad: la comunión es indecible y, en cierto modo, excluye la comunicación: no es un intercambio de noticias sino una fusión. En el caso de la poesía, la comunión comienza en una zona de silencio, precisamente cuando termina el poema. Podría definirse al poema como un organismo verbal productor de silencios. En la fiesta —pienso, ante todo, en los ritos y en otras ceremonias religiosas— la fusión se opera en sentido contrario: no el regreso al silencio, refugio de la subjetividad, sino entrada en el gran todo colectivo: el yo se vuelve un nosotros. En el amor, la contradicción entre comunicación y comunión es aún más patente.

El encuentro erótico comienza con la visión del cuerpo deseado. Vestido o desnudo, el cuerpo es una presencia: una forma que, por un instante, es todas las formas del mundo. Apenas abrazamos esa forma, dejamos de percibirla como presencia y la asimos como una materia concreta, palpable, que cabe en nuestros brazos y que, no obstante, es ilimitada. Al abrazar a la presencia, dejamos de verla y ella misma deja de ser presencia. Dispersión del cuerpo deseado: vemos sólo unos ojos que nos miran, una garganta iluminada por la luz de una lámpara y pronto vuelta a la noche, el brillo de un muslo, la sombra que desciende del ombligo al sexo. Cada uno de estos fragmentos ve por sí solo pero alude a la totalidad del cuerpo. Ese cuerpo que, de pronto, se ha vuelto infinito. El cuerpo de mi pareja deja de ser una forma y se convierte en una substancia informe e inmensa en la que, al mismo tiempo, me pierdo y me recobro. Nos perdemos como personas y nos recobramos como sensaciones. A medida que la sensación se hace más intensa, el cuerpo que abrazamos se hace más y más inmenso. Sensación de infinitud: perdemos cuerpo en ese cuerpo. El abrazo carnal es el apogeo del cuerpo y la pérdida del cuerpo.

nostromo said...

Y asi,con tu silencio quebrado me olvidas,pero yo te pienso cada noche en mis dulce tiniebla y acaricio los zapatos que compre para ti,esa tarde,en london,sin pausas,sin duda.